Y se descubrió que la higiene era buena...

Hoy en día entendemos palabras como higiene o limpieza corporal como parte de nuestra vida. Pero no siempre fue así como veremos en la evolución de estas costumbres desde el Medievo hasta la fecha. La verdad, es que ante tanta insalubridad como había en aquellas épocas, no es de extrañar las grandes epidemias que asolaban de tanto en tanto. Incluso en las grandes ciudades, hasta hace apenas poco más de un siglo, los excrementos y orines se arrojaban sin ningún pudor a la calle. Debía ser toda una "alegría" pasear por allí...
El año 1348 marca el inicio de una etapa crítica en la Europa de la Edad Media. Fue un siglo que fue testigo de una de las epidemias más famosas de la historia: la Peste Negra. Aunque esto no quita que antes y después de esta fecha no hubieran existido pestes generalizadas. Las hubo, y terriblemente virulentas.En épocas de peste el contacto entre las personas constituía un riesgo. Había que evitar la fraternización con vecinos, e incluso parientes, siendo lo más común la huída. Pero no siempre eran los sanos aquellos que participaban en esas migraciones...
Muchos infectados encaminaban también sus pasos en busca de "mejores aires", propagando el mal por comarcas que, hasta ese momento, se habían visto libre de las pestilencias. Estas medidas preventivas (como es el caso de la huída lo más pronto y lejos posible) se convirtieron en verdaderos catalizadores de violencia.
Si hoy, a principios del siglo XXI, y con el inmenso bagaje de conocimientos científicos que nos jactamos en tener, discriminamos, excluimos e incluso dictamos sentencia contra los enfermos de SIDA, es más fácil comprender actitudes (consideradas bestiales o incivilizadas por muchos que actualmente impiden la entrada al trabajo o al hogar a infectados por el virus HIV) como las practicadas por la ciudad de Mallorca en 1546 cuando rechazaron a cañonazos a un barco barcelonés que pretendía comprar alimentos para dar de comer a una Barcelona atacada por la peste.
Los Municipios y Consejos de las ciudades contaminadas —o por contaminar— elaboraban reglamentos referidos a la "higiene" individual.
Se debían rehuir los trabajos violentos "que calentaban los miembros", como así también del baño ya que el conocimiento médico de aquel entonces dictaminaba que "el líquido por su presión y sobre todo por su calor, puede abrir los poros y centrar el peligro (...)". Esto explicaría el consejo dado, en la ciudad de París en 1516, cuando ante los efectos de una epidemia se exhortaba:
"¡Por favor, huyan de los baños de vapor o de agua o morirán!"
Es evidente que en siglo XVI la enfermedad no se combatía con higiene; o para ser más exactos: la idea que se tenía sobre lo higiénico era radicalmente diferente a la que la mayoría de nosotros compartimos en la actualidad. Esto lo podemos ver resumido en el siguiente texto escrito en 1568 y de gran vigencia en la época:

"Conviene prohibir los baños, porque, al salir de ellos la carne y el cuerpo son más blandos y los poros están abiertos, por lo que el vapor apestado puede entrar rápidamente hacia en interior del cuerpo y provocar una muerte súbita, lo que ha ocurrido en diferentes ocasiones..."
A. Paré, Oeuvres, París, 1568.

El agua y el baño, enmarcados en épocas de epidemias, elaboraron así una imagen del cuerpo abierto a los venenos infecciosos de la peste, sin la cual no podemos entender el proceso histórico de la idea de limpieza, ni comprender el motivo por el cual el rey de Francia, Luis XIII, tardó siete años de su vida antes de arriesgarse a sumergirse en su real bañera.
Estamos ante un mundo muy diferente al nuestro, no sólo en costumbres, ideas o vestimenta, sino también —y esto es fundamental— en olores.
"Las diferencias entre buen olor y fetidez manifiestan las fronteras que separan a unos estamentos de otros (...)", por lo tanto se hace necesario combatir los aromas desagradables, pero sin acudir al elemento líquido. Las normas de cortesía indicaban muy expresamente una serie de procedimientos —un verdadero inventario de comportamientos nobles— por los cuales la limpieza del cuerpo se circunscribía a lo que el historiador Georges Vigarello llama el "aseo seco". Y dentro de estos parámetros culturales, la palabra limpieza no era precisamente sinónimo de "lavado".
El uso de perfumes y friegas en seco reemplazaron al agua (utilizada durante el Imperio Romano y gran parte del medievo), que sólo fue recomendable en rostros y manos (únicas partes visibles del cuerpo).
El cuerpo, escondido debajo de cargados vestidos, no era considerado. Ser limpio implicaba, ante todo, mostrarse limpio y comportarse como tal. Ya lo establecía una regla de buena conducta, vigente en 1555:
"Es indecoroso y poco honesto rascarse la cabeza mientras se come y sacarse del cuello, o de la espalda, piojos y pulgas, y matarlas delante de la gente"
Por otra parte, ciertas ideas que eran colectivamente compartidas, hacían posible eludir el agua, que tanto temores despertaba. Burgueses y aristócratas estaban convencidos de que la ropa blanca (la ropa interior) "limpiaba", puesto que impregnaba la mugre a modo de esponja. Por lo tanto, al cambiarse de ropa el cuerpo se "purificaba", simbolizando ese acto la limpieza interna (sin la necesidad de acudir al inquietante elemento líquido).
Hacia mediados del sigloXVIII, se empieza a notar un cambio de actitud hacia el baño. Empiezan a aparecer habitaciones específicas para el aseo corporal (el cuarto de baño) y empieza a aumentar el número de bañeras. Los libros de salud empiezan a insistir con frecuencia en las virtudes estimulantes del frío:
"El agua fría favorece tensiones y reacciones musculares repetidas; sin ellas el tono de las fibras será menor y los tejidos musculares se aflojarán" [1754].
Incluso los médicos enciclopedistas le atribuyen al agua cualidades morales, especialmente cuando es fría. Serán los burgueses los que difundan la imagen del baño caliente como generador de afeminamiento, artificio aristocrático y origen de toda haraganería. En resumen: agua fría para el burgués poderoso; agua caliente para el noble decadente.
Será el siglo XIX quien asocie el vocablo nuevo de "higiene" con el de "salud". Y contrariamente a lo que se ha creído por siglos, el agua y el baño empiezan a promocionarse como defensas contra el contagio de enfermedades. Sucede que ahora se conocen —y se ven a los responsables directos de esos padecimientos. Hay que combatir "monstruos invisibles": los microbios. Por lo tanto, la limpieza comienza a actuar contra esos agentes, protegiendo al ser humano.
Con el tiempo comenzaron a surgir las piletas públicas a muy bajo precio, los baños públicos y un elemento hoy muy conocido: la ducha, sin el que no podríamos vivir hoy en día. Es cierto que aún hay muchas personas en nuestro planeta que no tienen acceso a estos "lujos" en los llamados países del tercer mundo (que todavía ando buscando quién inventó esa palabreja (sic...), pero también es verdad que por fortuna ya no le tenemos miedo al agua. Bueno, quizás algunos sí, pero eso ya es cosa de cada uno...

77 comentarios:

macgo dijo...

Por supuesto que es buena pero ya sabes que hay estudios que relacionan el aumento de determinadas enfermedades como las alergias a un aumento exagerado de la misma, sobre todo al uso excesivo de jabones, geles, champúes...

Felix Casanova Briceño dijo...

macgo...

Eso no lo puede negar nadie, estimado Miguel Angel, pero me quedo a unas malas es mejor lavarse que ser un guarrete,jeje.

Un fuerte abrazo

Xibeliuss dijo...

Buen apunte el de macgo.
Acostumbrados nuestra forma de vida actual creo nos sería muy dificil soportar los olores de, por ejemplo, una villa medieval.
Saludos, Felix

Felix Casanova Briceño dijo...

Xibeliuss...

Buff, debía ser toda una alegría pasear por esas calles de Dios. Y que no te cogieran lanzando una cubeta en la misma cara, jeje.

Un abrazo, amigo.

Fernando. dijo...

Hemos pogresado mucho en la limpieza personal. Hagamos lo mismo con la limpieza social. Entonces evitaremos que algunos pocos derramen sobre los demás la porquería de sus cerebros. Un abrazo.

Felix Casanova Briceño dijo...

Fernando...

Ciertamente no te falta razón, amigo. Hemos progresado mucho en ese aspecto pero falta limpiar las conciencias de algunos para que no vayan derramando malas ideas, vanidad y egocentrismo.

Un fuerte abrazo.

AMOR dijo...

Jajajajajajajaja, la gente antiguamente se duchaba una vez por semana y vivian mas. Yo que baño hasta tres veces al dia tengo mis horas contadas, jajajajajaja
Besazos y feliz dia mi CASANOVA

Balovega dijo...

Hola amigo... que idea más genial la de poner este post... muchas personas deberían leerlo, pues a veces los olores son de todo tipo y nauseabundos.

Desde muy pequeña mi mama me enseño que el agua es sanisima para todo, y que un baño diario como poco es bueno para la salud y para el buen olor. Asi que el que diga que la ducha es mala, esta confundido.

Por cierto mi mama es matrona.. jjejej... un abrazote de buendía de la amistad y del amor.

Felix Casanova Briceño dijo...

AMOR...

Perdona que te contradiga pero ahora se vive más que antes, jeje. Que te bañes 3 veces al día no es malo, sino todo lo contrario, asi que tranquila amiga.

Besazos y ¡Feliz día de San Valentín¡

Felix Casanova Briceño dijo...

Balovega...

Incluso hoy en dia, amiga. No hay más que montarse en un autobús o en metro y percibir esos "sutiles" aromas... Tu madre era muy sabía y te enseño muy pero que muy bien, y más como matrona.

Un abrazo de buen día del amor y la amistad¡¡

Gil de Luna dijo...

Excelente entrada, lástima que mucha gente que necesitaria leerla no lo haga, porque muchos quedan, en ese sentido, que siguen viviendo en la edad media.
Y ya no sólo la higiene personal, no hay más que asomarse por la ventana a primera hora del día para encontrarse a toda clase de personajes arrojando desde sus ventanas toda clase de inmundicias... en fin, habra que seguir educando.
Buen domingo y un beso.
Marga.

Felix Casanova Briceño dijo...

Marga...

Gracias por tus palabras. Lamentablemente llevas razón, aún hoy en día algunos piensan que viven en la edad media, y eso es porque no tienen conciencia, ni modales ni educación, algo básico para moverse en esta vida.

Buen domingo y un beso¡

Onminayas dijo...

Un genial aporte: pilar básico, junto a las vacunaciones sistemáticas y el tratamiento de las aguas de nuestra, relativamente joven, salud pública.

Un abrazo, Felix.

Felix Casanova Briceño dijo...

Onminayas...

Gracias. Tienes razón, es un pilar básico de la sociedad de hoy en día junto con la depuración de aguas y las vacunas. Y todo esto es de hace dos días historicamente hablando, porque ya ves como estaba el panorama.

Un fuerte abrazo, paisano.

Elena dijo...

Hola Félix.
Menos mal que la cosa ha cambiado, creo que yo me moriría si me hubiese tocado vivir en aquellas épocas en que no se lavaba la gente.
¡Madre mía! con aquellos ropajes arrastrados por el fango, esos hombres sudorosos pidiendo cama, esas bocas de dientes cariados...Grrrrrr....Definitivamente, me moriría.

Besos, paisano.

Felix Casanova Briceño dijo...

Elena...

Yo tampoco me apuntaría a tanta suciedad, jeje. Pensaban que con la camisa blanca se pegaba la mugre y se limpiaba el cuerpo solo, jeje, que tiempos.. Y ahi de aquellas que se acostaran con los hombres, pero ellas tampoco destacarian por su limpieza, claro.

Besos, paisana.

CALISTOR dijo...

Los balnearios también ayudaron un poco a cambiar esa idea, genial el articulo, los haces muy amenos.

La Gata Coqueta dijo...

Hoy es el día del amor y la amistad, un hermoso despertar a la esperanza de compartir amor con la pareja y el que no la posea por casuales circunstancias, intercambiar abrazos de positivismo, alegrías y sonrisas de amistad, con un afecto sincero por el tiempo que llevamos manteniendo un contacto basado en la confianza y asiduidad...

Pretendo durante el día de hoy visitar a tod@s l@s amig@s que me acompañáis durante el año, con l@s que he ido creciendo en este corto periodo de tiempo que llevo en el mundo de la la blogosfera.

Siendo muy afortunada por recibir caricias y afectos de vuestros corazones continuamente. Sin limites ni fronteras de todos los conocidos y los no tan conocidos que por mi parte ya tienen el aprecio indiscutible de amigos.

Como los pétalos de tu rosas

Como los pétalos de tu rosa
firmes y bonitos
proteges con tus púas
para que nadie separe
ni un pétalo de tu amistad.
Con tu perfume das
a cada uno de ellos
el aroma de tu belleza,
y con cada roció
alimentas los corazones.

La luz brilla su color de amistad.
Luz.... que iluminas tu camino.
Tu aroma para sazonar tu existir.
Su belleza para entrega todo su amor.
Una rosa de tu bella amistad
que perdurará
hasta la eternidad
Anónimo

¡¡FELIZ SEMANA AMIG@!!

María del Carmen

Felix Casanova Briceño dijo...

CALISTOR...

Gracias, amigo. Tienes razón, en el momento en que le perdieron el miedo al agua,jeje, empezaron a proliferar. La verdad es que el hombre retrocedió mucho después de la época romana, porque ya entonces tenían pozos negros, canalizaciones y lugares habilitados para hacer sus necesidades...

Un abrazo.

Felix Casanova Briceño dijo...

Gata Coqueta...

Gracias por esas bellas palabras, amiga. Y tus versos no se quedan atrás. Te deseo un feliz domingo y una feliz semana para ti y los tuyos.

Un abrazo, Maria del Carmen¡

Arantza G. dijo...

Muy bueno.
Ha venido a mi mente el recuerdo de esas gentes bañándose en el Ganges, purificando su alma infectando su cuerpo.
Aún hoy sigue habiendo distintas concepciones de limpieza.
Pero...donde esté una buena ducha...
Besos

Felix Casanova Briceño dijo...

Arantza...

En un intento de purificar su cuerpo, acaban infectándose. Y donde este una buena ducha como tu dices, que se quite lo demás...

Besos

Ana dijo...

Como siempre, que post más completo...
Ainsssssssss...Y digo como mi amiga Arantza...Donde se ponga una buena ducha...


Un besazo Félix, disfruta del domingo

Felix Casanova Briceño dijo...

Ana...

Ainssss... digo yo también, no hay nada como una buena ducha,si, y que nos quiten lo demás...

Un besazo Anita, y disfruta del domingo tú también.

Elisa dijo...

Hola de nuevo Felix, y coincido, nada mejor que una buena ducha :)
Yo también te acabo de agregar al Reader, porque con Blogger siempre hay dificultades, incluso para incorporarse como seguidor.
Saludos desde Argentina
Elisa

Felix Casanova Briceño dijo...

Elisa...

Parece que todos estamos de acuerdo, jeje, lo que ocurre es que como ya ves la mentalidad en otras épocas difería de la nuestra por el simple desconocimiento. También te agregé al Reader.

Saludos desde España¡¡

Gabriela Maiorano dijo...

Hola Felix!! Qué interesante!! Siempre me hice preguntas sobre como se higienizaban en la antigüedad: NO SE HIGIENIZABAN. Jajaja. Me hubiera muerto, soy adicta al baño, no sé que haría. Y la ropa interior purificaba, que ignorancia, menos mal que ahora sabemos que antes hay que higienizarse. Se me vienen muchas imágenes poco románticas.Jajaja
Muy bueno como siempre amigo.
Besosssssss

CarmenBéjar dijo...

En España durante la Edad Moderna se consideraba el baño algo propio de moriscos y penado por la Inquisición. Claro que lo que estaba perseguido no era la inmersión en agua, sino la práctica de hacerlo en cueros.

No me imagino qué limpieza representaría bañarse con ropa mugrienta y todo. No me extraña que se constipasen y no quisieran lavarse. Sólo lo hacían por prescripción médica, aunque no sé precisar en qué casos recomendarían un buen baño.

Mugre, piojos y perfume: qué gran combinación!!! Y luego estaban las calles plagadas de gritos de "¡Agua va!". En fin, que nuestros antepasados limpios no es que fuesen.

Un beso

Noelia dijo...

Esto me recuerda a lo que se decía de la reina Isabel de Inglaterra, allá por el siglo XVI. Tenía fama de ser "muy pulcra", ya que "se lavaba una vez al mes, lo necesitase o no".

Feliz domingo, amigo ;)

Campanilla dijo...

Feliz día!
Me encanta visitar tu blog, siempre aprendo algo nuevo.
Yo siempre quise vivir en otro siglo y cuando me enteré de que la higiene sólo es hoy una exigencia, me lo empecé a pensar, ya que soy muy "especialita" para los olores. He leído algunas curiosidades a cerca de ello. No me acuerdo que rey era famoso porque de no lavarse sus partes nobles despedían tal olor que las doncellas se desmayaban.Jeje
Un abrazo y un beso, amigo

CORDOBESA dijo...

Que guarrilloooooos, ahora lo pensamos y se nos pone una cara de asco que pa que. Con lo que tendrían que sudar en un día de calor y con los ropajes que usaban Dios mío, si al menos hubieran estado ya inventados los desodorante jejeje. Gracias que nos toco vivir en otros tiempos, donde la ducha diaria es "casi" generalizada.
En algún sitio leí que el origen del ramo de novia, fue precisamente el tapar un poco los olores corporales de las novias, con el olor de las flores.
He pasado un buen rato leyendo tu entrada Félix, siempre consigues captar nuestra atención con cosas curiosas y amenas. Un abrazo bañado en colonia de Azahar.

Felix Casanova Briceño dijo...

Gabriela...

Hola amiga¡¡ La verdad es que da un patatús solo de pensarlo. Las ideas que se te vienen a la cabeza mejor que no las cuentes, jeje.

Besossss

Felix Casanova Briceño dijo...

Carmen...

¡mugre, piojos y perfume¡ jaja, que gran combinación, no has podido decirlo mejor. ¡Agua va¡ y mejor quitarse de enmedio, ayyy, que dolor. Gracias por tu aporte.

Un beso

Felix Casanova Briceño dijo...

Noelia...

Pues si que me dejas sorprendido con esa frase de "lo necesitara o no..."jajaja, supongo que si ¿no crees?. Madre del amor hermoso...

Feliz domingo amiga ;)

Felix Casanova Briceño dijo...

Campanilla...

jajaja, que gracia me hizo. Sus partes nobles despedían tal olor que hasta las doncellas se desmayaban, jeje.

Un abrazo y un beso, amiga.

Felix Casanova Briceño dijo...

CORDOBESA...

Si eran guarrillos sí, y le temían más al agua que al mismisimo Diablo,jeje. ¡Vaya¡ desconocía el dato que aportas sobre el ramo de flores, no se que es peor, si no lavarse o intentar "enmascarar" el olor, no se, no se.
Gracias por tus palabras paisana.
Un abrazo de azahar¡

Katy dijo...

Hola Felix he vuelto hace unas pocas horas. El mejor regalo que se le puede hacer a una persona, o grupo es oler bien. Tanto en
En casa, en el trabajo, en el mercado, en los transportes... Y digo yo, todavía hay gente alérgica al agua sin prescripción médica.
Estoy encantada de haber nacido con la ducha incorporada, pero si solo tuviera un barreño no dudaría en utilizarlo. :)
Me ha enganchado tu pregunta sobre el Tercer mundo, ¿cual es el segundo? Es como la tercera edad. Es que suena con mayor musicalidad pero enmascaran diferentes realiadades que nos molestan o rehuímos.
Que tengas un bello día de San Valentín, limpio de preocupaciones, tensiones y agobios.
Un beso

meg dijo...

Félix ¡DE LAS MEJORES ENTRADAS QUE TE HE LEÍDO!.

De verdad. Me estoy haciendo adicta a tu blogBesos y un buen domingo.

Felix Casanova Briceño dijo...

Katy...

También para mí el olor corporal de una persona es vital, pero no se trata de colonias y perfumes, sino que huela a limpio, a su piel. Sobre lo del tercer mundo es algo que nos hemos inventado los occidentales para menospreciar a seres iguales a nosotros, ¿cual será el segundo? ¿y el cuarto? no tiene sentido este tipo de etiquetas...

Feliz día de San Valentín, amiga¡

Un beso

Felix Casanova Briceño dijo...

Meg...

Muchas gracias por tus palabras, amiga Meg. Me encanta que te guste pasar por aquí.

Besos y feliz domingo.

Nefertiti dijo...

Pues en mi pueblo la gente mayor son de la opinión de lavarse el pelo una vez a la semana, y cuando tienes la menstruación, nada de nada.
Estos no saben lo a gusto que se queda una después de una ducha.
Besossssss

MAR SOLANA dijo...

¡Jajajajajaja, ay Félix, me ha encantado este artículo sobre la historia de la higiene, en particular la imagen del cepillo y el rollo de papel comparando sus tareas cotidianas, jajajajaja...muy bueno!!
(probe rollo, agggghhhh ;=)))

Qué bueno, fíjate antes por falta de higiene, la de "miasmas" que poblaban el ambiente...y ahora existen otras enfermedades autoinmunes por un exceso de ella y por abusar de productos químicos muy abrasivos...

¡¡Ay, Felixiño, que la humanidad no conoce el preciado, necesitado y equilibrado "TÉRMINO MEDIO", qué vamos a hacer ;=))!!

Gracias por tus comentarios y en especial, por el comentario al libro, ¡me alegro mucho que te haya gustado...!
Es la parte más bonita del arduo trabajo que tuvo este libro, encontrar a personas tan soletes como tú y que lo valoren de esta manera, ¡es una gran recompensa!

¡GRACIAS, AMIGO!!

Felix Casanova Briceño dijo...

Nefertiti...

Y además irán poco a la peluqueria, jeje. Son costumbres, pero que no por el hecho de ser arraigadas sean sanas. No hay nada como una ducha, si señorita.

Besosss

Felix Casanova Briceño dijo...

Mar...

No hay de que amiga. El libro merece muy mucho la pena, y además es un homenaje a tu abuelo que sin duda lo merecía, y allá donde esté seguro que sonreirá con el trabajo de su nieta. Es verdad que algunos productos producen alergias, pero el agua, que yo sepa es lo más sano que hay, no hay nada como una buena ducha.

Gracias a ti, amiga.

La Dame Masquée dijo...

Monsieur, que tiempos en los que se pensaba que el agua ayudaba a propagar las enfermedades. Tremendo. Imaginese que fuese asi hoy dia, con tanta contaminacion como tenemos en el mundo moderno. Entonces sí que nos moririamos todos!
Menos mal que se descubrieron las excelencias del agua :)

Buenas noches, monsieur

Bisous

Felix Casanova Briceño dijo...

La Dame Masquée...

Sin duda en estos tiempos están las cosas como para bañarse en un rió de una gran ciudad. A buen seguro durábamos dos días,jeje. Los estanques de Versalles los tenían de adorno, no metian ni la patita, aunque algunos si se lavaban allí, pero, ¿que le voy a contar a vd. que no sepa ya?

A sus pies.

Bisous

Nikkita dijo...

Ayyy Félix, que se me ha quedao lo de la ropa blanca.... claro que debia ser una esponja, pero imagino que despues la tirarian, no?. No hace tanto tiempo aún había una mentalidad un poco reticente hacia al agua, cuando yo era pequeña oia que las mujeres no podian bañarse con la regla, y conoci personas mayores que nunca se duchaban, solo se lavaban y remataban con colonia, y eso era cuestión de la educación que habían recibido.
Gran entrada, como siempre.
Besos.

Felix Casanova Briceño dijo...

Nikkita...

Ayyy, Nikkita, lo de la ropa blanca tiene guasa, si. Supongo que en las clases altas se pondrían nuevas, pero en las clases pobres no tendrían esa posibilidad, le darían "un aire" y hasta el mes que viene... Sobre lo que comentas de las mujeres es verdad que durante mucho tiempo se ha considerado que no deben bañarse cuando tienen la menstruación, pero menos mal que ya no es así. ¡Ah¡ Y para mi no hay nada peor que ponerse colonia o perfume sin haberse bañado ¡menuda combinación de olores¡

Muchos besos.

SUSURU dijo...

Paso a saludarte en el Día de San Valentín, día del Amor y la Amistad, tan importante en estas épocas que nos tocan vivir y por estos medios virtuales que nos comunicamos y que hace crecer cada día más el afecto.
MUCHAS FELICIDADES!!!!!





“El amor es semejante a un árbol;
se inclina por su propio peso,
arraiga profundamente en todo nuestro ser y,
a veces sigue verdeciendo en las ruinas de un corazón”
.

*Victor Hugo*

SOLO DE INTERES dijo...

Felix, paso desenadote feliz del cariño y la amistad y dejandote unn fuerte abrazo

MAR SOLANA dijo...

Tam-tam! ¿se puede?

Ejem...Félix...es mi Tío: Juan Cano Solana y yo, su sobrina...

Aiiiinnnssss

;=))

MarianGardi dijo...

Muy buen articulo!!
Mi agradecimiento y reconocimiento a tu labor.
Gracias Felix por acercarnos estas joyas.
besos

Pluma Roja dijo...

Muy cierto todo lo que dices. Un gra aporte como siempre. Ya no somos países del ter mundo, ahora somos "países en desarrollo" jajajaja.

Saludos cordiales,

Hasta pronto. Un fuerte abrazo.

Tani dijo...

Hola mi amor!

Que entrada tan amena, divertida e instructiva. La verdad es que uno no deja de sorprenderse con la forma en la que los hábitos se han modificado a través del tiempo.
Tu ya sabes lo que opino sobre el tema, sólo retomo a nuestro querido Homero para cantar (como él) "Mi dicha es mucha en la ducha"!!!

Miles de besos amorosos para ti, cariñito..


--

p.d. Cápsula de cultura general.

El término Tercer Mundo fue acuñádo por economista Alfred Sauvy, quien en la década de los cincuenta publicó en L'Observateur un artículo explicando que además del Primer Mundo capitalista, y el mundo comunista (Segundo Mundo), habia un Tercer mundo con grandes condiciones de atraso, dependencia y marginación, que en medio de la Guerra Fría estaba olvidado.
---


Llamada de una hora a México, 15 euros(o más?)

Trípode para cámara fotográfica, 200 pesos mexicanos

Que tu novia sea Internacionalista de formación y sepa el origen de la expresión Tercer Mundo, no tiene precio!!!

Muaack

Carlos Ignacio dijo...

Bueno,lo inentaré de nuevo...

Que me alegro de saber que nuestros antepasados eran poco limpios, que tenian buenos motivos para no lavarse ¡defenderse de ls miasmas ue entraban poro los poros abirtos después del bañ!

Un saludo muy cordial, Felix

Marisa dijo...

Una estupenda entrada como todas las anteriores.
Pienso que no hay que tener en cuenta solo el lavado del cuerpo, creo que muchos juzgan a los demás con la mente sucia.

Un fuerte abrazo

Javier dijo...

En el siglo XVIII, durante el reinado de Carlos III, se comenzó a empedrar las calles de Madrid (que eran auténticas pocilgas) y a colocar canalizaciones... pero los cambios cuesta asumirlos. Carlos III dijo:
"mis vasallos son como los niños: lloran cuando se les lava".

Un saludo

Felix Casanova Briceño dijo...

SUSURU...

Llego retrasado para la felicitación, sorry, pero espero que hayas disfrutado del día asi como de la semana que empieza. Gracias por esas letras que nos dejas de Victor Hugo.

Besos.

Felix Casanova Briceño dijo...

SOLO DE INTERES...

Gracias. Igualmente te deseo lo mismo, que tengas una feliz semana y un fuerte abrazo.

Felix Casanova Briceño dijo...

Mar...

jaja, adelante, adelante, están en su casa. Ainssss, pues Juan Carlos Solana era un fenómeno, nadie mejor que tu para saberlo.

;=)

Felix Casanova Briceño dijo...

Marian...

Gracias amiga. Igualmente reconzco tu labor y tu entrega hacia las letras en tu excelente blog.

Besos

Felix Casanova Briceño dijo...

Pluma Roja...

Bueno, países en desarrollo tampoco, porque bien maduritos que están,jaja, y cargados de mucha historia detrás.

Saludos cordiales.

Hasta muy pronto.

Felix Casanova Briceño dijo...

Tania...

Hola reina. La verdad es que si, es bueno y curioso observar el devenir de las costumbres humanas a lo largo de los siglos, e incluso hasta en ocasiones hace esbozar una sonrisa.
Gracias por ese aporte que nos dejas en forma de "cápsula de cultura general", aunque a mi la palabras sigue sin gustarme, pero es bueno saber el origen de las cosas.
Eso de no tiene precio me recuerda a un anuncio de tarjeta de crédito, jeje.
Miles de besos maorís

Felix Casanova Briceño dijo...

Carlos Ignacio...

Me arrancaste una sonrisa después de tus 3 comentarios y decidí publicar el último, jaja. La verdad es que basándose en sus teorías hacian muy bien en tenerle miedo al vapor, que se yo, costumbres que tenian.

Un fuerte abrazo.

Felix Casanova Briceño dijo...

Marisa...

Es cierto amiga, y tienes razón, porque más allá de la higiene corporal es necesaria una buena "higiene" mental, con la que sin duda el mundo funcionaría mejor.

Un fuerte abrazo.

Felix Casanova Briceño dijo...

Javier...

Genial tu aporte, como siempre, y es que como bien dices, las calles eran auténticas pocilgas. Gracias, historiador.

Un abrazo

Flor dijo...

Gracias a dios que cuanto a limpieza la cosa va mejorando, bueno hablo de la limpieza de la piel!

Siempre un gusto leer lo que nos aportas.

Besiños
Flor

osane dijo...

La cantidad de gente que moría en la antigüedad en operaciones y partos simplemente porque los médicos no se lavaban las manos y brazos con jabón antes de intervenir.

Un beso.

osane dijo...

No encuentro ya el chinforrio de votarte,imagino que ya se ha terminado el plazo.
Un beso.

Flor dijo...

Querido, tienes un regalito en mi blogue.

Besos
Flor

Azmy dijo...

Felix, un poco tarde yo, pero igual quiero dejar mi comentario :)
Magnifico post y nada grato de recrearse escenas de la época :P ... que tengo muy buena imaginación.
Cada vez que leo acerca de las costumbres y creencias de esos tiempos, nunca dejan de sorprenderme, soy una adicta a la higiene personal, de hecho uno de mis post en mi blog trata un poco sobre el tema, ya que he tenido encuentros desagradables con gente que destaca no por oler precisamente, cosa que me parece increible en estos tiempos, pero los hay!
Algo que también cuenta la historia de esa época, es sobre el origen del perfume, que de hecho lo usaban para tapar los malos olores siendo el remedio peor que la enfermedad, como inimaginable pensar en la ropa de sus camas y muchos menos evocar los olores que emanaban las calles, posteriormente cuando se comienza con los hábitos de limpieza personal, utilizaban una bañera, misma agua para toda la familia, bañándose primero el padre, luego la madre y después los hijos, pobre de aquel que era el menor de los hermanos :s
Gusto en leerte Felix
Kisses!!

Jose Antonio Bejarano dijo...

Se nombra a Felix Casanova Persona Grata.
En nombre de la BCPWC (Body Care Products World Corporation):
Colgate
Unilever
Johnson
Palmolive
Jabones Lagarto
El otro Johnson
y otros...
Salud y agradecimiento por esta entrada!

Tani dijo...

José Antonio, eres genial!

Felix Casanova Briceño dijo...

Jose Antonio...

jajaja, ay lo que me he reido con tu comentario, que ingenioso amigo. Asi que Colgate, Unilever, Johnson, el otro, Palmolive, Jabones Lagarto y otros.. jeje, pues digame donde recojo el pack, plis, jaja

Un abrazo

Mer dijo...

Menos mal que esos tiempos ya no volverán!! Me moriría sin poder lavarme y ducharme... Con la importancia que le doy yo a la higiene personal y a oler bien y a limpio!!

Besos chulapos de casi Nochebuena

patricia itati miño dijo...

No me quiero imaginar, que en esa epoca te quieran abrazar o besar y sentir una docena de mal olores, ajjjj y las mujeres me inspiran el peor asco, imaginarlas en esos dias que estan con su periodo, el olor a perro muerto seguro tenian todas alla abajo al igual que los hombres.

Felix Casanova dijo...

Patricia,
Jajaja, sin comentarios :)

Saludos

Publicar un comentario en la entrada

A veces una broma, una anécdota, un momento insignificante, nos pintan mejor a un hombre ilustre, que las mayores proezas o las batallas más sangrientas... Plutarco