Historia de Willian Wallace, el héroe de Escocia

El folklore escocés está lleno de historias de William Wallace, el héroe nacional de Escocia, que nació en alguna parte en el suroeste de aquella nación, aunque la ubicación exacta no se conoce.Todos hemos tenido ocasión de ver la película BraveHeart, ganadora de 5 Oscars en 1995, en la que Mel Gibson interpreta con acierto a la leyenda de un pueblo, a aquel que fue capaz de plantarle cara a los ingleses, el que logró aglutinar las voluntades de los oprimidos en contra del invasor...
Después de la desaparición repentina de la línea real directa en Escocia, surgió una controversia sobre quién debía ser el sucesor al trono. Alejandro III había ganado el trono de Escocia en 1249 a la edad de ocho años. Dos años más tarde se casó con la hija de Enrique III de Inglaterra. Alejandro III reinó casi 40 años, sobreviviendo a sus hijos. A la muerte de Alejandro en 1286, el hijo de Margarita  ocupó brevemente el trono de Escocia, pero murió con sólo siete años al cruzar desde Noruega a Escocia. Margarita se comprometió con Eduardo I de Inglaterra (también conocido como Longshanks) y así poder tomar el control de Escocia. Eduardo ya había conquistado el País de Gales en 1284, y ahora estaba ansioso por expandir su reino una vez más.
Después de muchas hazañas individuales contra los ingleses, Wallace empezó a ser acompañado por algunos amigos. Los lazos familiares en Escocia, eran muy fuertes. Ahora Wallace tenía una fuerza pequeña pero activa que daría a los ingleses muchos dolores de cabeza.
En 1296, Wallace se enamoró de Marion Bradfute de Lanark. Se cree que tenían una hija ilegítima. En una ocasión, Wallace escapó de los ingleses durante una visita a Lanark, la aldea de su amada. Marion lo ayudó en su fuga, y, en venganza, Sir John Hazelrig, el gobernador Inglés de Lanark, asesinó cruelmente a Marion. Wallace enloqueció por este acto de brutalidad, y una noche de mayo de 1297, él y su banda se colaron en Lanark y desataron su venganza contra los ingleses. En total, más de 240 ingleses fueron asesinados, con la excepción de las mujeres, niños y sacerdotes. Wallace nunca mató a los inocentes o al clero.


La noticia de la masacre de Lanark se extendió rápidamente en toda Escocia, y los escoceses acudieron a la llamada de Wallace, que pronto se encontró al mando de un ejército de tres mil hombres que logró  vencer a los ingleses en varias batallas.
En cierta ocasión, los escoceses estaban escondidos debajo de un puente sobre el río Forth. Los ingleses atravesaron el puente el 11 de septiembre de 1296. Cuando muchos  lo estaban cruzando, cargaron contra ellos. La mayoría de las tropas inglesas fueron aniquiladas. Cerca de 6.000 soldados por el lado inglés, y muy pocas bajas por el lado escocés. La batalla había demostrado que la caballería pesada inglesa podía ser derrotada. También sirvió para enfurecer aún más a Eduardo...
Eduardo dirigió un ejército a Escocia a mediados de 1298, y Wallace se vio obligado a luchar en una batalla campal en Falkirk. Con la visión típica de los grandes estrategas, Wallace fue capaz de posicionar su ejército en un terreno ventajoso, y formó a sus hombres en cuatro cuerpos, cada uno con lanceros en el exterior para luchar contra la infantería y la caballería inglesa. Una tormenta de flechas se extendió por las formaciones, seguida inmediatamente por carga de infantería imparable. Los escoceses tuvieron que romper filas y huir, y con ellos, se fue definitivamente toda esperanza de derrotar a los ingleses.
En febrero de 1304, tras varias batallas pérdidas ante su poderoso enemigo, Escocia tuvo que capitular. Eduardo fue muy indulgente con todos los líderes de la rebelión de Escocia, salvo con Wallace. Se puso precio a su cabeza y se vio obligado a esconderse en los pantanos.
Durante la transformación de Escocia por parte de Eduardo como una provincia inglesa, Wallace se vio acosado constantemente por perseguidores a los que hacia frente y siempre lograba escapar. Lamentablemente, fue traicionado por uno de sus hombres, y fue capturado por un antiguo amigo llamado Juan Menteith.


Wallace fue llevado a Londres por Menteith, donde, y como mera formalidad, Eduardo celebró el juicio contra él. Fue juzgado sumariamente y condenado por numerosos "crímenes" contra Inglaterra, incluida la traición, asesinato, robo y otros delitos graves. Aunque Wallace nunca se le permitió hablar en su juicio, en un momento gritó que no era un traidor, como también dijo que Eduardo no era el rey de Escocia (dezconozco si gritó la palabra Libertad, pero pudo ser...). 
Wallace fue condenado por traidor, y en la brutal ejecución fue colgado parcialmente, se le mutilaron y extirparon los órganos sexuales, posteriormente los órganos internos uno por uno, y murió cuando su corazón fue arrancado. Y de esta manera, terminó la vida  del que había abanderado la rebelión contra la tiranía. La libertad de Escocia no fue a morir con él, porque precisamente siete meses después, Robert Bruce fue coronado rey de Escocia. Escocia era libre de nuevo, gracias a la “llama” encendida por él. Todo un héroe de leyenda...

Fuentes:
Chung, Kyn Wai. "William Wallace of Ellerslie: From Outlaw to Guardian of Scotland." "William Wallace de Ellerslie: Desde Outlaw a Guardián de Escocia."
"Scotichronicon." Edimburgo: Mercat Press, 1991

59 comentarios:

macgo dijo...

Excelente entrada. Te superas día a día

Felix Casanova Briceño dijo...

Miguel Angel...

No se si nos superamos o no, pero agradezco tus palabras, amigo.

Un abrazo

Marisa dijo...

Al final los poderosos siempre tienen que echar mano a la bolsa
para pagar a los traidores que
como Judas son capaces de vender a sus hermanos.

Gracias Félix por esta entrada,
que como siempre lo has hecho de forma amena y fácil de leer.

Besos.

Felix Casanova Briceño dijo...

Marisa...

Que razón tienes. Y que buena comparación con ese episodio de los Evangelios. El poder del dinero no conoce amigos (en muchas ocasiones) y bien que lo pagó William. Gracias a ti por tus palabras.

Besos, amiga

bixen dijo...

Dudo mucho que se llamase William Wallace.
En 1297 se llevaron los ingleses la "Piedra de Escocia" que tanto representaba, asi que poco hizo ese tal.
La epigrafía sobre piedra, fue copiada por los ingleses de los romanos y estos a su vez de los egipcios. Los escoceses y vascos lo hacían sobre madera.
El texto de la foto es en inglés moderno, dos líneas en latín y una pequeña frase en gaélico: quién ganó (gana)?

P.D.: 'BAS AGUS BUAIDH' significa 'MUERTE Y VICTORIA".

Felix Casanova Briceño dijo...

Bixen...

Como digo al principio del post, el folkore escocés y de otras naciones está lleno de historias y leyendas de este tipo. Es acertado tu comentario, pero no es menos que durante siglos se le ha venerado a Wallace en su propia tierra. Quizás un caso como el de Sebastian de Portugal, quizás no existiera, pero los historiadores apuntan a que fue asi, y de hecho recientemente han sido descubiertos restos que pueden avalar esa teoría. Yo por mi parte, si creo que existió, y si no lo fue, ¿que más me da? porque personajes como él que luchan a favor del oprimido bien merecen ser una referencia en la Historia.

Un fuerte abrazo

Xibeliuss dijo...

De acuerdo con tu comentario, Felix. Hay ciertos personajes en los que tiene más importancia el tratamiento posterior de su figura que su propia existencia. Wallace es uno, pero hay numerosos ejemplos.
Saludos.

Elena dijo...

Vaya, veo que viste el otro día la película y te inspiró este post ¿eh?
Muy interesante la vida y trayectoria heróica de este escocés, pero por lo que cuentas tuvo una muerte horrible.¡Uf!

Un besote paisano.

bixen dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. Pareciera refutarte, pero nada más lejos de mi intención.

"Algo huele a podrido en Dinamarca"

Noelia dijo...

Siempre me ha fascinado este personaje, que como mucha gente descubrí a través de la película hace unos años. Sea realidad o ficción (yo me inclino por lo primero), lo cierto es que William Wallace reune todo lo que debe tener un héroe. Y como ya han apuntado antes tuvo una muerte tan horrible, que de hecho yo no he sido capaz de volver a ver la película.
Muy buen artículo Felix.

Un abrazo :)

Felix Casanova Briceño dijo...

Bixen...

No se trata de estar de acuerdo o no, querido amigo, pues hiciste un comentario muy pero muy acertado. Casos como la Leyenda del Rey Arturo, o el citado antes Sebastian I de Portugal que hizo bien poco y murió en las arenas del desierto, el Cid Campeador... son mitos que necesitan los pueblos. Toda nación busca una referencia en su historia, un mito, una leyenda (sea cierta o no) para enarbolar y alentar la defensa y el orgullo de su país.

Un fuerte abrazo.

Felix Casanova Briceño dijo...

Xibeliuss...

Como le comentaba a nuestro amigo Bixen, cuyo acertado comentario agradezco, asi como el tuyo, los pueblos necesitan referencias, sean ciertas o no. Muy cierto que la Historia está plagada de innumerables ejemplos de esto...

Un fuerte abrazo

Felix Casanova Briceño dijo...

Elena...

Pues no vi la pelicula,jeje, porque ultimamente soy bastante ajeno a la tv, porque descubrí, quizás demasiado tarde, que me "quemaba" las neuronas (exceptuando los simpsons, claro). Según cuenta la leyenda tuvo una muerte de lo más horripilante...

Besos paisana

Katy dijo...

Hola Felix, como Wallace nunca mató a los inocentes o al clero lo demás se le puede perdonar :( Pero a pesar de todo la forma de matarle los ingleses supero en brutalidad Walace con creces.
Nunca entendere la Historia. Eso de vencedores y vencidos, buenos y malos siempre estará sujeto del lado de la orilla que estés. Pero aún así es una ristra de salvajadas.
Un beso

Felix Casanova Briceño dijo...

Katy...

Hola amiga. No se le puede perdonar. Ni tampoco debe haber en la Historia vencedores ni vencidos, porque eso sería señal de que no existirían las guerras. Es verdad que es una salvajada, pero si a uno vienen a su cosa a desproveerle de todo y a matar a su mujer y familia, entenderás que salte ese afán de vengar su muerte. Estoy de acuerdo contigo, que nada es justificable, pero cada uno en su sitio, y Dios en la de todos...

Un beso

Jose Antonio Bejarano dijo...

Ya conozco algo más de Escocia que siempre me ha parecido un gran país dentro del Reino Unido.
Tengo pocas referencias pero sé que es una tierra que ha dado importantes personajes.
Y Wallace es lógico que sea heroe nacional,y posiblemente haya más de mito que de hechos probados. Siempre ocurre.
La cuestión es que Escocia en mi imaginario es, no podría decir con exactitud porqué, "otra cosa".
Gracias por tu entrada tan didáctica.

La Dame Masquée dijo...

Y una pelicula que hizo mis delicias aunque tuvieran la desfachatez de inventarselo todo!
Yo creo que mezclaron a Wallace con Sir Roger Mortimer, el amante galés de la reina. Que mas les daba escoceses que galeses. Ni siquiera les importó que Wallace hubiera muerto cuando Isabel era solo una niña.

Feliz domingo, monsieur

Bisous

Felix Casanova Briceño dijo...

Jose Antonio...

Para mi también es una tierra con un halo mágico, desde sus verdes praderas hasta sus escarpados acantilados, desde sus hermosos castillos hasta los mitos y leyendas que atesora. Desde los subterraneos de Edimburgo hasta el Canal.... Gracias a ti, amigo

Un fuerte abrazo

Felix Casanova Briceño dijo...

La Dame Masquée...

Ciertamente madame, ya sabemos como se las gasta la industria cinematógrafica para "vender" una película, y que conste que a mi también me gusto mucho. Es muy posible que lo mezclaran con Sir Roger Mortimer, pero el resultado fue el mito que enárbolo a las siguientes generaciones...

A sus pies

Bisous

sagitaire17 dijo...

Apasionante la historia de este personaje.Triste final para alguien que hizo tanto por su país.
Un fuerte abrazo .

Felix Casanova Briceño dijo...

sagitarie...

Ciertamente es apasionante, aunque el final fue de lo más cruel. Fue "vendido" por dinero por uno de sus mejores amigos. La Historia está plagada de estos casos...

Un fuerte abrazo

CarmenBéjar dijo...

Lo que más recuerdo de aquella película (aparte de los errores históricos) fueron los maquillajes azulinos y la enseñanza de los traseros a los enemigos antes de la batalla (pero no por hermosos, que conste).

Aún hoy William Wallace se considera una suerte de defensor de los ideales separatistas escoceses con respecto a Inglaterra, ideales comprensibles en muchos momentos de la Historia, pero no en la actualidad cuando se asume como ideal político presente y futuro la unión de Europa como un ente total.

Un besito y feliz domingo

Felix Casanova Briceño dijo...

Carmen...

jaja, la verdad es que muy hermosos no eran, no, pero fue gracioso ver como levantaban sus faldas a los ingleses...
Es cierto lo que dices que hoy no tiene cabida esas actitudes, pero bien sabes como Historiadora que aquello eran otros tiempos y la tierra era la tierra...

Un besito y feliz domingo

Balovega dijo...

Hola Felix...

Que puedo decirte, tu superación va en aumento, algo extraordinario la entrada de hoy...

Un abrazo de buen domingo

Gabriela Maiorano dijo...

Hola Felix!! Qué buen post amigo!! Me encantó Vi la película y cuando puedo la vuelvo a ver. Eran terribles esas batallas y el asesinato de William Wallace, de una crueldad absoluta. Fue una leyenda y como tal llena misterio, pero en la actualidad, seguiría siendo un héroe?
Besossssssssss

Onminayas dijo...

Yo, particularmente y antes de abanderarme como heroe, prefiero seguir con mi cobarde anonimato, jajajaja... No creo que existan ajusticiamientos más crueles que el de Wallace.

Un abrazo, Felix.

Tani dijo...

Hola mi vida, ya sabes que me da mucha alegría ver por fin este post.

Y bien, sobre el tema, la verdad es que la historia de los héroes nacionales está plagada de una buena dosis de misticismo, fantasía y verdad que los eleva al rango de leyendas.

Para muchos de nosotros William Wallace es un claro ejemplo de valores y perseverancia, aplicados en la lucha y consolidación de un ideal. Como líder social y guerrero debería ser una fuente de inspiración para nuestros actuales dirigentes (ya se, cielo no tienen idea de lo que son los valores, pero soñar no cuesta nada).

Finalmente, te comparto una frase de la película Bravehart (que estrenaron cuando yo tenía 13 añitos -así de peque era, jaja-) que se me quedó grabada porque he visto ese film más de 15 veces: "Todos los hombres mueren, pero no todos los hombres realmente viven".

Miles de besos maorís llenos de amor para ti, mi cielo. Gracias por el post y por todo

Carolina dijo...

Hola Félix!, gran personaje escocés, que si no fuera por Hollywood y Mel Gibson, muchos ni siquiera hubieran reparado en su existencia, salvo los escoceses, evidentemente.
Los que amamos la Historia debemos estar agradecidos de que, de vez en cuando, surjan personas capaces de cambiar las cosas y luchar por lo que creen. No todos seríamos capaces de ello.
Y, siendo un poco morbosa: siempre me he preguntado que pasó con su cuerpo, desmembrado y repartido por Inglaterra, según cuentan.
Bueno, no me hagas caso, y que me encanta estar de nuevo por aquí.
Abrazos.

Al� Reyes dijo...

¡Qué muerte tan horrible! ¡Dios mío! ¿por qué nos ensañamos así del caido?

Felix Casanova Briceño dijo...

Hola Balovega...

Gracias por tus palabras, amiga, vas a conseguir sonrojarme. Por cierto, si llegó tu comentario, pero no lo había publicado todavía.

Un abrazo de feliz semana

Felix Casanova Briceño dijo...

Gabriela...

A mi también me gusto mucho la película, por la épica que tenia. Tuvo una muerte horrorosa según cuentan las crónicas, algo salvaje. Hoy en día sigue siendo un héroe en el imaginario escoces, aunque por las circunstancias actuales, las hazañas individuales han dado paso a los ejércitos de los países, no hay líderes como los de antes...

Besosss

Felix Casanova Briceño dijo...

Onminayas...

Yo también prefiero seguir con mi anonimato, porque las heroicidades no me van, se lo dejo para otros, asi que estamos de acuerdo. Su muerte debió ser dantesca, horrible.

Un abrazo, paisano

Felix Casanova Briceño dijo...

Tania...

Lo prometido es deuda. Los valores y la ética, así como el amor por la tierra (no confundir con los nacionalismos) han dejado de existir. Asimismo, siempre en la Historia, cada nación, cada pueblo, ha necesitado de un abanderado que guiase a las gentes haciendo frente común contra el opresor. Ese opresor que siempre existió en la Historia y que actualmente sigue existiendo. Esa frase que relatas es genial, porque en la vida todos tenemos el mismo final, pero nuestro camino vital ha de ser recto y que deje huella en futuras generaciones, bien por nuestra bondad, bien por nuestro coraje, o bien por alguna virtud en la que hayamos destacado, porque si no, pasamos por nuestra existencia sin pena ni gloria.
Miles de besos maorís para ti, cielo.

Felix Casanova Briceño dijo...

Carolina...

Pues claro que si, de no haber sido por esta película casi nadie hubiera reparado en él, ni siquiera conocer su existencia, salvo los escoceses como tú dices. Sigue siendo un referente nacional y continua vigente su espíritu más alla de la Leyenda. Cuentan que su cabeza fue expuesta para escarnio y aviso a navegantes, al menos eso cuenta la Historia, esa que tanto nos gusta.

Un beso

Felix Casanova Briceño dijo...

Pedro...

Nos ensañabamos y nos seguimos ensañando desgraciadamente. Yo me pregunto si somos racionales o irracionales, aunque por nuestros actos me decanto por la segunda opción.

Un abrazo

Felix Casanova Briceño dijo...

Noelia...

Yo tenía alguna referencia de él, aunque poquísimas, casi nada, y la película me acerco un poco más a este personaje. Como bien dices, cumplia todos los requisitos que se le deben atribuir a un héroe, y que pena el castigo al que fue sometido, una barbaridad. Gracias por tus palabras, amiga.

Un abrazo :)

Arantza G. dijo...

Contigo pasear por la Historia es hacerlo como protagonista y te digo que para mí es todo un placer.
Ayyy, aquellos "profes de Historia" de mi infancia...no se como puede gustarme tanto con la chapa que metían.
Besos agradecidos.

Felix Casanova Briceño dijo...

Arantza...

Gracias por tus palabras, amiga, te lo agradezco. A mi me pasaba igual con las Matemáticas, y fíjate, ahora estoy con ellas cada dos por tres, y es que depende del profesor que tuvieramos se hacía más amena una asignatura u otra.

Besos agradecidos a ti.

RMC dijo...

Excelente informacion
un placer leerte.
que tengas una feliz semana
un abrazo.

CALISTOR dijo...

Leyéndote dan ganas de ver de nuevo la película,atajas muy bien ciertas partes y en un pis pas, todo un personaje bien descrito,eso si,pobre rob roy, la poca fama que le quedaba se oscureció con la peli del gibson, otro gran héroe escoces.

Felix Casanova Briceño dijo...

RMC...

Gracias por tus palabras y por tu visita, sienteté como en casa.
Te deseo una feliz semana.

Un abrazo

Felix Casanova Briceño dijo...

CALISTOR...

je,je, pues si dan ganas si. Bien sabes que en pocas líneas es muy difícil describir biográfias de personajes, asi que tenemos que procurar ser escuestos y mostrar los detalles más importantes de su vida, porque sino sería muy pesado para el lector, y eso procuro hacer siempre. Es cierto lo que dices sobre Rob Roy, porque sin duda tambiés es otro personaje legendario en el imaginario escocés. ¿pudo ser Robin Hood? quizás si.

Un abrazo

meg dijo...

Magnífica biografía y terrible la muerte del líder. Ya Mel Gibson lo da a entender en la película bastante superficial en torno a este personaje. Pero la historia está ahí y el terror provocado por el hombre también.

Muy buena entrada, Félix. Enhorabuena. Un beso.

ANRAFERA dijo...

Estupenda entrada. Excelente biografía la de W. Wallace. Gracias por la buena exposición que has realizado. Saludos.

MarianGardi dijo...

Que bonita leyenda, me ha hecho recordar al Rey Arturo y su espada invencible. Tráela un día y no la cuentas.
Un abrazo

Felix Casanova Briceño dijo...

Meg...

¡Vaya muerte¡ absolutamente espantosa, como se ensaño con el Eduardo I. Como bien dices, el hombre no ha cambiado mucho, solo se mata de otra forma,pero se mata...
Gracias por tus palabras.

Un beso

Felix Casanova Briceño dijo...

ANRAFERA...

Gracias amigo. Si vas a Escocia alguna vez, te darás cuenta de la repercusión que sigue teniendo hoy en día este personaje. Es una referencia.

Un abrazo.

Felix Casanova Briceño dijo...

Marian...

Gracias, amiga. La leyenda del Rey Arturo ya la tengo publicada, asi que la puedes leer cuando te plazca, estás en tú casa.

Un abrazo.

Javier dijo...

Los ingleses y los americanos siempre han sabido vender a sus héroes, caso completamente distinto al nuestro. Una pena.

David Pardo dijo...

Hola! me ha encantado esta entrada, recuerdo que cuando vi la película y entonces no había tanta información como ahora, lo único que pude encontrar fue una reseña de William Wallace en la enciclopedia Larousse, como han cambiado los tiempos en el tema de la información se entiende.

Por cierto como se ve en la película (de una forma exagerada) es verdad que los escoceses y los irlandeses (creo recordar, es que hace mucho que vi la película) estaban unidos? no se darían abrazos como se ve en la peli jeje pero me parece un tema interesante, tienes alguna información?

Abrazos

Felix Casanova Briceño dijo...

Hola David¡

Gracias por tus palabras y por pasar por aquí. Es cierto que han cambiado mucho los tiempos amigo, pero todo lo que hay en internet ha sido sacado en mayor o menor medida de los libros, en los cuales está el saber y el conocimiento. Respecto a la Alianza de que me hablas, tampoco es que se dieran abrazos en la historia real, pero si es cierto que tenían un punto en común: Inglaterra paralelamente a la conquista de Escocia hacia lo propio con Irlanda, empezando por la Isla de Man, lo que implicó una alianza que incluso llegó a desembocar en que en sucesiones dinásticas en ambos reinos, aunque breves.

Un fuerte abrazo

Felix Casanova Briceño dijo...

Javier...

No te falta razón, estimado amigo, y es que en eso nos ganan por goleada. Un mito como El Cid campeador sin ir más lejos ya estaría elevado a los altares por ambos. En nuestro país se suele cumplir con mucha frecuencia que nadie es profeta en su tierra.

Un fuerte abrazo

Nikkita dijo...

Hola Felix,
Todo un líder y buen estratega. Defensor de sus ideales de principio a fin, empieza con unos cuantos como una "pandilla de rebeldes" y acaba como "guardian de Escocia".... ¿Qué habría pasado si no asesinan a su mujer?, gracias a su "venganza pasional" se hace más famoso, y aunque eran unos cuantos luchando contra la opresión inglesa, ¿habrían luchado con la misma fuerza si no le hubiran tenido como líder?. Otro ejemplo de que se necesita alguien a quien seguir para decidirse a actuar.
Creo que se le atribuye tambien una frase como tu corazón es libre, ten valor para hacerle caso ( no estoy segura si es así exactamente :) )
Besos.

Felix Casanova Briceño dijo...

Nikkita...

Una refencia en su tiempo y para futuras generaciones. Como dices, empezó con 4 amiguetes rebeldes y acabó comandando un ejército que le hizo frente hasta que pudieron a la potente fuerza inglesa. Quizás si no hubiera ocurrido el asesinato de su mujer la historia habría cambiado, pero ya antes de ese suceso estaba siendo perseguido porque atacaba a los ingleses a diestro y siniestro. Sobre la frase que comentas, la verdad es que no tengo ni la menor idea :).

Muchos besos

CORDOBESA dijo...

.Como siempre nos has relatado un trozo de la historia, con todo lujo de detalles.
Triste final el de este personaje.
Las guerras, odios y deseos de poder, siempre ha sido el motor de la historia del mundo. ¡Que pena!.
Un gustazo leerte. Abrazos.

CORDOBESA dijo...

Como siempre nos has relatado un trozo de la historia, con todo lujo de detalles.
Triste final el de este personaje.
Las guerras, odios y deseos de poder, siempre ha sido el motor de la historia del mundo. ¡Que pena!.
Un gustazo leerte. Abrazos.

Al intentar publica este comentario, se abrió una ventana diciéndome que había otro usuario intentado también comentar y que lo repitiera. Si te sale doble bórralo

Felix Casanova Briceño dijo...

CORDOBESA...

La verdad es que no pudo acabar peor, se ensaño Eduardo I bien con él. Tú lo has dicho, las guerras por el poder, la ambición desmesurada, el odio visceral, es algo intrínseco al ser humano sea la época que sea, por desgracia. Tambíen es un placer para mi leerte en tu espacio. Espero que en nuestra tierra la cosa vaya mejorando y deje de caer agua.

Abrazos, paisana

Anónimo dijo...

Keep posting stuff like this i really like it

Mer dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Publicar un comentario en la entrada

A veces una broma, una anécdota, un momento insignificante, nos pintan mejor a un hombre ilustre, que las mayores proezas o las batallas más sangrientas... Plutarco