Ulises y la Odisea de Homero...

El Caballo de Troya fue obra de un maestro del engaño, Ulises. Después de luchar contra Troya, puso rumbo hacía Ítaca, y ese viaje es el tema de la gran aventura épica narrada por Homero. Comienza con el héroe Ulises que no piensa en la victoria que acaba de lograr, sino en su hogar... Diez años antes dejó a su hermosa esposa, Penélope, y a su hijo recién nacido, Telémaco. Siente la premura de regresar a su casa y averiguar si su esposa aún le es fiel, y de ver como su hijo ha crecido, pero la travesía será más difícil y peligrosa de lo que el imaginaba, y ese viaje cambiará su vida para siempre porque será puesto a prueba por espíritus y monstruos, se verá tentado por la fama y la gloria, y por una Diosa muy atractiva..., mientras tanto, en Ítaca, Penélope estará siendo rondada por hombres que pretenden seducirla y adueñarse de su Palacio...


La Odisea es sin duda uno los relatos más extraordinarios de la mitología griega. La palabra “Odisea” aún se utiliza para describir un viaje lleno de aventuras. En cierto sentido se podría decir que marca el inicio de la Literatura occidental, pero sin embargo, esto, por sí solo, no hubiera bastado para mantenerla “viva” a lo largo de 3,000 años. Es un relato en el cual se aborda la pregunta a la cual todos debemos respondernos: ¿De que trata la vida...?.
Ulises estaba alegre por volver a casa, pero no conseguía olvidar las últimas palabras que le dijo a su amada Penélope: “Prometeme una cosa, si no consigo regresar de Troya, no te quedes sola, el niño necesita un padre, si no he vuelto cuando nuestro hijo sea un hombre, tomarás otro esposo...” a lo que ella contestó: “No dejaré de esperarte, pero si es tu deseo así lo haré, pero eso nunca sucederá...”
Han pasado diez años desde que Ulises partiera, y la fiel Penélope aún aguarda el regreso de su esposo, pero por primera vez, el amor y la paciencia de Penélope están a punto de ser puestos a prueba. Un grupo de nobles del lugar, con la vista puesta en el trono de Ulises, ha acudido a visitarla. ¿Regresará Ulises a tiempo de recuperar a su esposa y su reino?...


En principio, el viaje no debería llevarles más de una semana, pero de hecho le va a llevar más, mucho más, porque los Dioses desbaratarán su viaje a Ítaca. Incapaces de guiarse por las estrellas o de avistar la costa, la nave de Ulises se desvía muy lejos de su destino hasta más allá del mundo conocido. La nave de Ulises queda varada en una Isla poblada de criaturas míticas, y Homero se servirá de esa Isla extraña para poner a prueba a su héroe. Desea volver a su hogar, pero sin embargo, el misterio de aquella Isla le hechiza, y parece incapaz de no ceder ante lo desconocido...
Ha llegado a una Isla habitada por Cíclopes gigantes que solo tienen un ojo, y uno de ellos es Polifemo.., pero si lo matan quedarían atrapados en la Cueva ya que no podrían mover la piedra que cierra la entrada, aunque si no le dan muerte,  el cíclope se los comerá uno a uno..., sin embargo Ulises, el maestro del engaño, no se da por vencido fácilmente, y prefiere burlarle con un juego de palabras. Nuestro héroe trata de convencerlo de que su nombre es “Nadie” y le invita a compartir su vino, el cual surge efecto y Polifemo cae dormido. Entre gritos, Polifemo llama y cuenta a los otros Cíclopes que ha sido cegado, y cuando sus congéneres le preguntan quién ha sido, Polifemo les responde “Nadie”. Todo había salido a pedir de boca, pero todavía tienen que burlar a los Cíclopes que custodian la entrada, y entre ovejas, salieron a cuatro patas para poder engañarlos.
Ha burlado, engañado y huido de los cíclopes, pero Ulises no se detiene y no coge camino de su embarcación para volver a hacer frente al gigante. Aquí es donde Homero nos transmite la idea de lo equivocados que estaban los griegos pensando que podían encontrar la felicidad a través de la fama, que siempre tienen avidez de más, y eso es algo que refleja en la Odisea.
Ulises se halla en la disyuntiva de regresar a casa pronto o conseguir más gloria y fama para si mismo. Mientras tanto, en Ítaca, conforme pasan los días, mayor es el riesgo de que Penélope vuelva a casarse. Después de todo el tiempo trascurrido, aquellos nobles dan por sentado que Ulises ha muerto, y todos tienen la mirada puesta en su viuda. Día tras día se dan festines en su Palacio, abusando de la hospitalidad de Penélope y la acosan para que elija entre uno de ellos.
Mientras tanto, entre las tinieblas, Ulises oye una voz, no una cualquiera, sino la de Aquiles, un héroe de la Guerra de Troya. Aquiles tuvo una muerte heroica, ya que perdió la vida en combate cuando una flecha le hirió en el talón y Ulises pensaba que estaría en el más allá cubierto de parabienes...; sin embargo, aquella voz le decía: “Si, Ulises, conocí la grandeza, pero ahora preferiría estar vivo en la tierra y servir a un siervo, que reinar aquí abajo sobre cadáveres sin aliento...” Lo que Aquiles quería decirle en esencia, es que la fama de nada vale, que no había merecido la pena su heroicidad, y que lo había perdido todo, sumido ahora en un mundo de tinieblas. Esto hace reflexionar a Ulises y se da cuenta de lo que en realidad representa haber dejado atrás el hogar en busca de la gloria...


La Isla de los Cíclopes y el viaje al reino de Hades, deberían haber convencido a Ulises de que el regreso era la principal prioridad, pero la Odisea distaba mucho de haber terminado... Después de días a la deriva, son arrastrados por las olas hacia una nueva isla, que pertenece a una Diosa, Calypso, la hermana del Dios Atlas. Para los antiguos griegos sería algo así como un sueño hecho realidad. La bella Diosa le tentaba pidiéndole que se quedará con ella, argumentándole que nada había en Ítaca que no tuviera allí... Calypso no tardó mucho en quedar prendada de Ulises, pues hacía una eternidad que no había visto a un hombre, y en lo que a él se refiere, apenas podía resistirse a los encantos de una Diosa tan atractiva... Así, la Odisea nos cuenta que permaneció en la Isla durante 7 años enteros deleitándose en el placer sensual.
Sin embargo, tomo la decisión de dejar a Calypso porque echaba de menos a su hijo y esposa. Ante esto, la Diosa, en su afán por retenerlo le ofreció la inmortalidad, y aquello era el mejor ofrecimiento que Ulises había escuchado hasta entonces, mejor aún que la gloria... ¿quién podría negarse...?, pero rechazó el ofrecimiento y recibió la respuesta de Calypso: “Vete de esta Isla, y vuelve con tu anciana y cansada esposa, yo te ofrecí la gloria y el paraíso y tu lo rechazaste...”.
Siguió su camino, compitió en unos Juegos, visitó la Isla de Eolo donde moraba Circe la Hechizera, consiguió escapar de las Sirenas que con sus cantos lo llevaban hacía su fin...
Pero al demorarse tanto tiempo en darse cuenta de lo que realmente quiere, Ulises se arriesga a perderlo todo, porque Penélope ya está entre la espada y la pared y la están obligando a que elija esposo, hasta que no tuvo más remedio que decirles: “El que sea capaz de manejar este arco (el de Ulises) y lanzar una flecha, me casaré con él...”.
Ulises consigue poner pie en las tierras de Ítaca. Como no podía ser menos del maestro del engaño, decide sorprender a todos entrando en la ciudad disfrazado de mendigo, y llega en el momento en que los pretendientes compiten por conseguir la mano de Penélope en matrimonio. Nadie consiguió lanzar la flecha con el arco, y, Penélope, al ver a aquel mendigo, le ofreció la oportunidad de intentarlo. Por supuesto que lo consiguió, y pudo destaparse su rostro ante la alegría de su todavía esposa...
Aquella que debería haber sido una corta travesía, estuvo a punto de costarle su vida, su juicio y su matrimonio. La moraleja del relato de Homero es que puede que sea normal desear la inmortalidad, pero al final resulta ser una pérdida de tiempo. La única vida real es la que tenemos, el vivir nuestra vida con plenitud, a cada momento, a cada segundo, a darnos cuenta de que sin el riesgo a perder no podemos amar, porque la vida es maravillosa...

56 comentarios:

ANRAFERA dijo...

Me gusta mucho esta Historia. Muy bueno los gráficos que la acompañan. Saludos.

Felix Casanova Briceño dijo...

ANRAFERA...

Sin duda esta es un historia apasionante, y sobre los gráficos, que decirte, que tú sabes bastante más que yo de eso. Gracias.

Saludos.

AMOR dijo...

Hola guapo!!!!, esta historia me encanta y siempre me ha gustado, ya me la estudie en su dia, pero..... como siempre me has ilustrado con nueva documentacion.
Besazos de troya

Antoniatenea dijo...

Querido Félix:
Siempre me han parecido geniales tus exposiciones, tus entradas... tus temas son mis preferidos y menos mal que tu blog estrá permentemnte..que como no se borra, un día puedo leerlo a mi ritmo.
Tengo una formación humanística basicamente y estudié griego y latín y la Odisea me fascinó.
Tu final creo que es la guinda:

"a moraleja del relato de Homero es que puede que sea normal desear la inmortalidad, pero al final resulta ser una pérdida de tiempo. La única vida real es la que tenemos, el vivir nuestra vida con plenitud, a cada momento, a cada segundo, a darnos cuenta de que sin el riesgo a perder no podemos amar, porque la vida es maravillosa..."

Menos mal que leo algo optmista:
Sí, yo creo que la vida después de todo es maravillosa y parte de la cuestión son esas connotacines que nos ofrece la vida a su paso como el pnsar en Ulises cuando ves tu Mediterráneo..LLuis Llac al hablar de Itaca..pensar en nuestra propia Itaca! transmitírnoslo...Serrat hacer un símil con una señora que espera su amor eternamente en la estación en la canción: "Penélope"...todo te lleva a todo y si no llena la vida con la literatura . el rte...la músca yla imaginacón entoncs es un aburrimiento y tú, Félix, eres de los que no te aburrirás jamás.
Me encanta todo lo que escribes, cómo lo haces, tus bellas imagenes.
Un beso grande!
A y tambien me gusta uecnologi deblog...eres un crack tecnicamente hablando

Felix Casanova Briceño dijo...

AMOR...

Los clásicos nunca dejarán de estar de "moda". Y conociéndote, sabía que era un de tus favoritas.

Besazos de Ítaca.

Felix Casanova Briceño dijo...

Antoniatenea...

En primer lugar, agradezco como siempre tus palabras, amiga, y no me extraña que la Odisea te fascinara. Haces unos símiles muy acertados. El pensar en nuestra propia "Ítaca" es algo que debemos hacer todos. No tener tanta ansía de gloria y valorar nuestra vida y nuestro entorno, nuestros seres queridos...
La canción de Serrat es un estupendo símil de esa mujer en el andén esperando que llegue el tren meneando su abanico, y me recuerda a la mujer de Ulises, pues estaba en la misma situación (sin abanico, supongo...).
Vuelvo a darte las gracias, y decirte que sí, que soy de los que no me suelo aburrir, porque cuando tengo algo de tiempo libre, a leer o escribir que me pongo, así que no doy pie a la desidia.

Un beso grande¡

La Dame Masquée dijo...

Monsieur, maravillosa conclusion la suya para esta historia que lleva haciendo mis delicias desde la adolescencia. Un broche perfecto.
Sin embargo, he de confesarle que siento mayor predileccion por la Iliada.
En cualquier caso, cualquiera de las dos es deliciosa, un mundo a descubrir.

Feliz dia

Bisous

Gabriela Maiorano dijo...

Hola Felix!! Maravilloso tema elegiste amigo. La Odisea es una de las obras que uno siempre tiene como referencia. Y lo que más me gusta es tu forma de contar la historia, uno se siente cerca del personaje. En cuanto a lo que quiso reflejar Homero, no hay dudas, que la fama no debería ser el objetivo único de nuestra vida. Pero, fijate que, después de tantos añós de esta obra, muchos siguen destruyendo por la fama.
Buenísimoooo!!!!
Besosssssss

Felix Casanova Briceño dijo...

La Dame Masquée...

Gracias madame por sus amables palabras, que para mi son muy tenidas en consideración. La Iliada es otra gran obra, no cabe duda, y ¿porque no? algún día hablaremos de ella.

A sus pies.

Bisous.

Felix Casanova Briceño dijo...

Gabriela...

Tienes razón, amiga. La Odisea es un punto de referencia para cualquier lector. Los clásicos son eternos y son aplicables a cualquier tiempo y lugar, por eso, como dices, hoy en día sigue siendo válida, y lo será por siempre...
Gracias.

Besossss

Elena dijo...

Uffff..., si ya es apasionante la mitología, tú haces que nos interesemos más por ella. Haces amena la historia que cuentas, cercana y fácil de entender.

Buen trabajo Félix.

Un beso.

Katy dijo...

Mi querido Felix te has ido por la mitologia con este bello poema épico, estudio obligatorio en la literatura universal. Todo ello enmarcado en una historia de amor.
Así ha sido y me encantaria que estas luchas por el poder, por las ambiciones dejaran de existir y se quedaran en el reino de la literatura y ficción.
Lo que ya es agua pasada es que las mujeres hemos perdido categoría. Ningún hombre se mataría por conquistarnos :)
Lo otro tendría que actualizarse y puesto al día también.
Es mi visión personal por supuesto.
Nada que objetar de esta magistral obra versus Felix.
Besos

Marisa dijo...

También se dijo mucho sobre
el chal de lana que calcetaba
Penélope.Decía a todos sus pretendientes que cuando lo acabase escogería marido.
Pero lo que hacía por el día lo deshacía por la noche,así
daba largas al asunto.

Hiciste de la Odisea un
resumen muy ameno.

Besos.

Felix Casanova Briceño dijo...

Elena...

Gracias amiga. La verdad es que resulta apasionante releer estas obras de vez en cuando porque nos aportan mucho.

Besos, paisana.

Felix Casanova Briceño dijo...

Katy...

¡Y tanto que es obligado¡ Debería ser de lectura prioritaria. Ojalá se quedará solamente en los libros pero ya sabes de la naturaleza humana. Sobre tu visión personal, pues en algo tendremos que diferir,jeje, puesto que es cierto que incluso hasta en la Edad Media los caballeros luchaban a muerte por una mujer, pero no es menos cierto que la mujer tenía escasa capacidad de decisión. ¿Cambiarías el status? No soy mujer, pero creo que prefiero la libertad antes que lo otro.
Gracias por lo magistral chata, jaja, pero yo no soy Homero, ese si que era un fenómeno.

Besos.

Felix Casanova Briceño dijo...

Marisa...

Siiii, querida amiga. Que razón tienes. Incluso le añadia diferentes colores para que vieran que ponía empeño en la tarea, hasta que uno de los pretendientes alzó la voz un día diciendo que habian descubierto su artimaña y ya la pusieron entre la espada y la pared. Gracias por el aporte.

Besos.

Ursula dijo...

Felix...

amigo querido!! que bien lo resumes y lo enfocas... todo desde el amor... me encanta!!!
por supuesto la "Odisea" es un clásico imperdible y muy seductor para los amantes de las aventuras y las estrategias...
buenísimo post!!también me gustaron mucho las imágenes que elegiste!! gracias por compartir!!!
un abrazo con cariño!!

hermosos días!!!

beso!!

Felix Casanova Briceño dijo...

Ursula...

El amor es la máquina que mueve al mundo, y bien que lo demuestras tú con tus versos. Gracias por todo, amiga.
Un abrazo con cariño¡¡

Hermosos días¡¡
beso¡¡

Nikkita dijo...

Hola Felix,
has escogido una de las mayores obras de la literatura universal, que muestra una gran cantidad de valores.
La cuentas de forma que haces "vivir" la lectura.
Me quedo con tu reflexión final: La única vida real es la que tenemos, el vivir nuestra vida con plenitud, a cada momento, a cada segundo, a darnos cuenta de que sin el riesgo a perder no podemos amar... :)
Muchos besos.

Ana dijo...

Como siempre, un post espléndido...Me encanta perderme en tu espacio...

Muchos besitos Félix.

Felix Casanova Briceño dijo...

Nikkita...

Sin duda que lo es, una de las mayores joyas, o al menos estaría en el top ten. Gracias por tus palabras y me alegro te haya gustado mi reflexión :)

Muchos besos

Felix Casanova Briceño dijo...

Ana...

Gracias, Anita. No te pierdes uno, y eso es algo muy de agradecer.

Besitos.

Balovega dijo...

Uff.. mi niño que preciosa historia, contada por ti es una belleza y con toda clase de detalles y las imágenes estelares...

Un abrazote y lindos sueños

Felix Casanova Briceño dijo...

Balovega...

Gracias, amiga, me alegro te haya gustado tanto. Es un placer para mí viniendo de tí.

Un abrazote y lindos sueños.

A.L. dijo...

Hola Felix me he pasado un ratito a recordar- Vaya si lo has bordado y la entrada enterior también.
Lo haces muy ameno
Un abrazo

Felix Casanova Briceño dijo...

A.L. ...

Ya se que andas escaso de tiempo y por eso valoro tus visitas. Gracias por tus palabras, amigo.

Un abrazo.

Katy dijo...

Hola Felix, vaya si me explico mal, yo no he elegido el antes ni mucho menos. Lo que pretendía decir que si en ese aspecto las cosas han cambiado, porque no lo han hecho los otros dos, el dominio y poder. Es dificil estar en desacuerdo con vos. :)
Abrazos

Felix Casanova Briceño dijo...

Katy...

jeje, ni tu te explicaste mal, ni yo te entendí bien. Aclarado el asunto, y como no ibamos a estar de acuerdo ¡claro que si¡ ya me conoces.

Abrazos.

luisa maria cordoba dijo...

Bonita entrada Félix, todo un clasico,La Iliada y la Odisea de Homero es un libro que siempre estuvo en casa, y hoy conservo con mucho cariño, mi madre me lo explicaba con sus palabras para que yo lo entendiera.

Gracias por compartir.
Un abrazo.

Pluma Roja dijo...

Otra entrada magnífica. Es un gusto pasar por tu casa, siempre enseñas.

Saludos cordiales,

Hasta pronto amigo.

Felix Casanova Briceño dijo...

luisa maria cordoba...

Tu madre tenía buen gusto y por lo que se ve, amor por la Literatura. Sin duda todos los jovenes debían leer estos clásicos que perduraran siempre. Muchas gracias a ti, amiga.

Un abrazo.

Felix Casanova Briceño dijo...

Pluma Roja...

Y ahora que te contesto yo? jaja, pues que te agradezco siempre tus halagadoras palabras que sin duda no merezco. Muchas gracias.

Saludos cordiales.

Hasta pronto, amiga.

Carolina dijo...

Mi muy querido Félix: creo, en mi modesta opinión que "Ulises" es una fábula completa y entera, un cuento sobre el ser humano, sus sentimientos, sus valores. El Amor, con mayúsculas, que es lo verdaderamente importante, lo que hace que Penélope aguarde la llegada de su esposo, que la obliga a deshacer el tejido que elabora día a día, con sus manos, que transmite el amor que siente hacia su esposo inculcándolo en su hijo, Telémaco. Una mujer que aguarda el retorno de un líder, de su amado, obligando a los rivales de su marido a esperar su decisición, esperando el retorno de aquél que la ama, que es el dueño de su corazón; es la historia más mágica y más hermosa que he conocido. Ulises es el hombre que se busca a sí mismo, que se pone a prueba, que tiene su hogar en el corazón de una mujer y de su hijo.
Siempre quise tejer una prenda para mi amado, pero nunca sucedió.
Penélope es la mujer en la que todas las mujeres queremos reflejarnos.
Besos!

Felix Casanova Briceño dijo...

Carolina...

Bellísimo tu comentario, querida amiga. Todo lo que dices es muy cierto, y realza el AMOR con mayúsculas, la espera abnegada a su esposo, las pruebas que le ponen los dioses a Ulises, su busqueda interior hacia su verdadero lugar. Quizás algún día puedas tejer esa prenda algún día. Gracias por tus hermosas palabras.

Besos¡

Tani dijo...

Cariñito, aplaudo que retomes la literatura clásica para, de una manera amena y accesible, acercarnos a ella.

Recuerdo que alguna vez leí que el personaje de Ulises (Odiseo)no siempre ha despertado la admiración que vemos en las actuales referencias a la obra. Es decir que antes del renacimiento Ulises no tenía la popularidad actual. Claro que hoy en día vemos a Ulises como ícono de inteligencia, fidelidad, esperanza, valentía... incluso reivindicamos su papel como un héroe de naturaleza superior a Aquiles (de quien hereda sus armas) conjuntando astucia y fueza.

En sí, esta obra a través de sus personajes nos permite reflexionar sobre la inteligencia, esperanza, virtud, amor y valentía, como atributos que debemos cultivar en la vida en general como parte de la riqueza interior de cada ser humano. Siempre me ha parecido un texto delicioso, que ofrece nuevas aproximaciones, ya que hay un sinfin de interpretaciones ocultas en cada línea que repasamos

Besillos maorís llenos de amor para ti

Xibeliuss dijo...

La Odisea es todo lo que decís y aún más, por eso nos seguirá siempre fascinando. También pienso que "el maestro del engaño" es la supremacía de la inteligencia -aunque un poco tramposa en ocasiones- sobre la fuerza bruta.
Saludos.

meg dijo...

¡Qué gran verdad, Félix, es que buscando la inmortalidad el hombre solo pierde el tiempo!. Ya lo dijo Lennon: la vida es eso que pasa mientras pensamos en otras cosas.

Buen resumen de la Odisea, colega. Muchos besitos desde Madrid.

Olvido dijo...

Hola Félix,

acabo de llegar curioseando a tu blog y me he encontrado con esta magnífica entrada. ¡Qué recuerdos me trae de mi primera lectura de La Odisea!
Lo que más me llamó la atención de aquello fue la forma en que esta obra echó por tierra todos esos prejuicios que, por desgracia, acompañan a los clásicos: difíciles, aburridos, complicados,... Imagina mi sorpresa al encontrarme una historia de aventuras tan bien narrada y con unos personajes tan humanos que sufren, aman, añoran y siguen adelante cada día por volver a su hogar.

¡Saludos!

Arantza G. dijo...

Qué buena lección.
Una maravilla.
Un beso.

Esperanza dijo...

Una propuesta los políticos:
Sustituir Educación para la Ciudadanía por lectura de los clásicos, tal vez de esta forma formaríamos una juventud con grandes ideales, con ganas de superarse y con sentimientos nobles y de paso aprenderían algo de lo que hubo un mundo antes de la existencia de las Wifi, Nintendo y Videoconsolas.
Besos

Felix Casanova Briceño dijo...

Tania...

Ciertamente, al igual que otras muchas artes, la literatura vivió una etapa menos prolífica en la Edad Media, entre otras cosas por el analfatebismo. En mi opinión, la humanidad retrocedio varios siglos en esa etapa. Con la llegada del Renacimiento y el florecimiento de las artes es cuando se empieza a valorar a los clásicos nuevamente, aunque ya habían servido de referencia a muchos eruditos y filósofos.

Miles de besos maorís¡¡

Felix Casanova Briceño dijo...

Xibeliuss...

Que razón tienes amigo. La supremacia de la inteligencia sobre la fuerza bruta da mejores resultados en todos los ámbitos de la vida.

Un abrazo.

Felix Casanova Briceño dijo...

Meg...

Que acertada frase nos dejaste. Eso de "la vida es eso que pasa mientras pensamos en otras cosas...". Que gran verdad, no conocía la cita pero me lo apunto.

Muchos besitos desde Tarragona, colega.

Felix Casanova Briceño dijo...

Olvido...

Nada que ver, amiga. Tienes mucha razón. Obras como esta "echan por tierra" aquello de que los clásicos son aburridos. Gracias por tus palabras.

¡Saludos¡

Felix Casanova Briceño dijo...

Arantza G. ...

Gracias por tus palabras. Siempre es agradable contar con tu visita, amiga.

Un beso

Felix Casanova Briceño dijo...

Esperanza...

¡Me uno a tu propuesta¡ Ciertamente la juventud estaría más ilustrada y se formarían mejor como personas. Cuanto daño hace la tecnología en ocasiones...

Besos

Rudy Spillman dijo...

El relato de Homero, amén de entretenido y repleto de aventuras (Odisea) es de una gran envergadura literaria como tantas otras historias de la mitología griega. Una prueba de ello la constituye la facilidad con que sus principios argumentales pueden ser aplicados a nuestra actualidad.
Un abrazo, Félix.

Felix Casanova Briceño dijo...

Estimado Rudy...

Tu lo has dicho, amigo, y has dado en el clavo. Los principios argumentales de estas grandes obras pueden ser aplicados a cualquier época y lugar, puesto que nos hablan de la naturaleza humana, y esta, por suerte o por desgracia apenas ha cambiado. Toda una obra de arte...

Un fuerte abrazo

osane dijo...

Llevo años tejiendo para apartar de mi pensamiento el paso del tiempo y el desierto que dejó tu ausencia.
Aquí sigo defendiendo un puesto vacío, con la duda de si estás vivo, si estás muerto o simplemente si algún día regresarás a mi.
Los hombres sois así, inquietos, siempre buscando, navegando contracorriente y dejándonos a vuestras mujeres mirando hacia el horizonte, buscando en el mar una señal que anuncie vuestro regreso.
El día es triste y la noche yerma sin el calor de tu cuerpo. Muchas lunas han pasado desde tu partida y no conseguí hacer brillar mis ojos en los ojos de otro hombre, como me pasaba cuando me miraba en los tuyos.
Hice varias cuentas atrás. Termino de tejer, deshago, vuelvo a terminar y me consuelo pensando que al final de cada labor volverás a mi. Intento justificar tu marcha, convencerme de que mi lugar está esperándote, pero sabes que dice la ley. No se por cuanto tiempo mas podré guardar tu sitio.
Mientras el tiempo pasa y la vida se me escapa del pecho. Mis cabellos empezaron a cubrirse de nieve y mi piel inventó nuevos surcos, caminos marcados por días de desánimo y desesperación. Tu espera es una eternidad que no termina. Cuanta amargura y que amor tan leve.
¿Cuanto más tengo que esperar por ti?
-Penélope-

Parece que nos dio a los dos por escribir sobre lo mismo en el mismo día, cada uno a su manera.
Mas que Ulises, siempre me llamó más la atención Penélope, ella si era fuerte, esperó hasta el infinito. El sucumbió a varias tentaciones, era fuerte físcamente pero debil de espíritu.
Siento una especie de admiración y ganas de abofetear a Penélope por esperar tanto tiempo a semejante cretino.
Un beso Félix.

Felix Casanova Briceño dijo...

Osane...

En primer lugar, felicitarte por esas letras tan hermosas, querida amiga. Me han encantado. Y en segundo lugar, no tengo más remedio que ponerme de tu parte, porque Ulises prefirió la fama y las aventuras antés que a su Penélope y su pequeño Telemaco. Sin duda, ella es la heroína de esta Odisea...

Un beso, Osane.

Felix Casanova Briceño dijo...

Osane...

Por cierto ¿que causalidad no? El mismo día, jo que coincidencia. Te alabo el buen gusto.

Un beso, Osane.

Amparo dijo...

Recuerdo perfectamente lo mucho que disfruté cuando leí la Odisea por primera vez. Debía tener catorce o quince años, y me resultó apasionante. Me ha gustado leer tu resumen.

Felix Casanova Briceño dijo...

Hola Amparo¡¡

Me da mucha alegría verte de nuevo, amiga. La verdad es que fuiste precoz a la hora de leer este clásico y eso dice mucho de ti. Como bien dices, es apasionante, una delicia.

Un beso.

Anónimo dijo...

Vous avez de bons points il, c'est pourquoi j'aime toujours verifier votre blog, Il semble que vous etes un expert dans ce domaine. maintenir le bon travail, Mon ami recommander votre site.

Mon francais n'est pas tres bon, je suis de l'Allemagne.

Mon blog:
credit rachat credit puis rachat de credit bancaire

Homero Arzola dijo...

Muy buena historia, solo la había escuchado pero, hoy me di el gusto de detenerme a leer una buena parte de esta odisea que tendré que leer completa.
Estoy empezando a entrar al mundo de la literatura y creo que me encantara, y mas empezando con clásicos tan interesantes como este. Con respecto a la historia, es muy cierto lo que se dice, que se desperdicia mucho tiempo tratando de llegar a la fama, aunque esta es el sueño y el deseo de muchas personas, cuando la verdadera fama es el reconocimiento de tu familia, por tus buenos actos, actitudes y luchar día con día, para llegar a ser reconocido por tu buena fama, como lo llego a pensar Ulises al momento de regresar a su tierra con su familia, y lo mejor de este reconocimiento es que llegues a ser un buen ejemplo para muchas personas.
gracias por la historia amigo :)

Felix Casanova dijo...

Homero,

Gracias a tí :) Es un viaje fascinante...

Saludos¡

Publicar un comentario en la entrada

A veces una broma, una anécdota, un momento insignificante, nos pintan mejor a un hombre ilustre, que las mayores proezas o las batallas más sangrientas... Plutarco