Cleopatra


Navegar por la Historia es importante, y Egipto lo marcó todo. Desde el primero de los faraones, llamado Escorpión, hasta la última Reina de Reyes, Cleopatra VII, 3.000 años de Historia, de Pirámides, de Guerras, de Avatares, de florecimiento espectacular de una cultura que sin duda alguna ocupa el primer lugar dentro de nuestra civilización. Como debió ser aquella singladura por el Nilo de Julio Cesar y Cleopatra, escoltados por más de 400 Naves en torno a la gran Nave Real, cuyo mascarón de proa estaba cubierto por el oro puro. Dicen que los remos eran de plata, y las velas de púrpura, y fue una singladura de 2 meses de amor apasionado, y acaso de ese amor nació un fruto, Cesarión, el pequeño Cesar. La Historia de Cleopatra es la Historia de la decadencia final de Egipto. Plutarco dijo de ella “Su belleza no es incomparable, pero si en cambio su inteligencia…”, otros llegaron a decir que “era la reina de las rameras…”, pero Cleopatra se impuso a todo eso y perduró a lo largo de los siglos…

En el año 305 a.C. llegaron los hombres de Alejandro Magno, y establecieron su poder en Egipto, y establecieron su capital en Alejandría. Una ciudad magnífica, con 300.000 ciudadanos libres, a los que había sumar a los esclavos, mercenarios, mercaderes…. en total se puede considerar que Alejandría llego a contar con una población de un millón de habitantes. Más de 100.000 libros en los que se albergaban los conocimientos ancestrales de la Humanidad en la Biblioteca de Alejandría. Se cuenta que había una Enciclopedia escrita por Magnetón, La Historia de Egipto (en 30 volúmenes). El dominio de la dinastía de los Ptolomeos se prolongaría hasta el 30 a.C., cuando murió la Reina Cleopatra.
Y aquí tenemos a su padre, llamado Ptolomeo XII, que dicen que lo que mejor hacía era tocar la flauta, por eso pasó a la Historia como “El flautista”. Eso y hacer hijos era lo único que sabía hacer, porque como gobernante dejaba mucho que desear. Ninguno de los varones llegó a adulto, pues murieron (y no de muerte natural precisamente), unas veces el padre, otras un hermano, otras una batalla… una historia difícil la de esta familia. En estas estamos cuando Ptolomeo XII pierde el poder y tiene que huir de Egipto y pedir ayuda a Roma, y su hija Berenice accede al poder. Pompeyo decide ayudar a Ptolomeo a recuperar el poder, pero Berenice se opone a ello, y el propio padre ordena ejecutarla. Que no os sorprenda porque era muy habitual en la época (ella también se había encargado de ejecutar a su hermana, Cleopatra VI)…. Por tanto, el camino estaba libre para que Cleopatra VII llegara al trono, cosa que se produjo en el año 51 a.C. a la muerte de su padre.

Ya la vemos en el poder con 17 años, pero tenía una exigencia por parte de su protector y tutor, Pompeyo, que no era otra que casarse con su hermano menor Ptolomeo XIII, que tan solo contaba 10 años. Se casaron y los dos gobernaron Egipto. Cleopatra era una mujer muy inteligente, y llegó a hablar 9 idiomas y numerosos dialectos, incluso estudió los clásicos de la época, era una adelantada en matemáticas, en astronomía, en la guerra…, por tanto debemos decir que era una mujer muy culta y bien formada. Dicen que una de sus principales virtudes era su Voz, siempre perfectamente modulada, sensual, cantarina, y la sabía utilizar muy bien. Cuenta la Historia que era bellísima, pero lamentablemente no es así, aunque para muchos seguirá siendo Elisabeth Taylor ¿verdad?. Unos dicen que era rubia, otros morena, calva, otros incluso que era negra… lo que si parece ser es que tenía una estupenda figura. Se ayudaba de la cosmética para realzarse. Pintaba sus venas con pintura azul, usaba polvos de la época en su cara, utilizaba los mejores complementos…, en fin, que sabía sacar partido a todo lo que tenía.
Los asesores de Palacio no estaban conformes con la actitud de Cleopatra, y empezaron a instigar y confabularse, entre ellos Aquila que no veía de buen grado la presencia de una mujer en tamaña situación, y empezó a poner a su hermano en contra de la hermana. Algo terrible iba a ocurrir… Mientras tanto, Cleopatra había organizado muy bien su reino, intentando que el Nilo fuera algo más que un río sagrado, y los cultivos empezaron a florecer y el pueblo egipcio dejó de pasar hambre. Pero los instigadores se habían hecho ya con el mando, y Cleopatra tuvo que huir desesperadamente de Egipto, y con lágrimas en los ojos dejó atrás la tierra sagrada de los Faraones. Su marido y hermano se hizo con el poder. ¿Qué haría Pompeyo…?, ¿Por quién se decantaría…?. En realidad, a Roma le daba lo mismo quién gobernara mientras estuvieran surtidas sus despensas, y siguieran recibiendo tributo, así que en principio no se decantó por ninguno.
Cleopatra se refugia en Siria, y allí levanta un Ejército. Las dos facciones se fueron fortaleciendo, la guerra parecía preparada…, pero a todo esto el conflicto civil se había instalado en Roma. Julio Cesar había llegado triunfante después de su campaña de las Galias, y se había enfrentado a las Legiones de Pompeyo. En un par de meses tomó toda Italia y Pompeyo huyó a su antiguo protectorado y buscó acomodo en Egipto, pero Ptolomeo no estaba por la labor y nada más llegar a Egipto fue ejecutado. Julio Cesar se traslada a Egipto y se instala en el Palacio de Alejandría. Observa estupefacto, como un hombre hercúleo llamado Apolodoro incursiona en él, y en una alfombra enrollada (o un saco) que portaba, salió una hermosa joven, de 21 años, Cleopatra…, esa misma noche la pasaron juntos, dicen que con una pasión desbordada.

Por supuesto que Cesar, eligió la opción de Cleopatra, y Ptolomeo ordenó cercar el Palacio. Todo estaba dispuesto para la guerra, y la guerra estalló. Cleopatra estaba escasa de seguidores, y Cesar, escaso de legionarios, por tanto tuvo que pedir ayuda al exterior. Además, ordenó quemar sus naves, y en esa quema, se perdió la Biblioteca de Alejandría y todos sus tesoros. Aguantaban como podían parapetados en Palacio, pero llegan los refuerzos y comienza la guerra. Como no, ganó Julio Cesar, y Ptolomeo tuvo que huir, con tan mala fortuna que cayó al Nilo y este le devoró. Año 48 a.C.
La singladura por el Nilo fue impresionante, y nació Cesarión, el único hijo legítimo de Cesar. Una Historia de amor, Cleopatra al lado del hombre más poderoso del mundo, y Cesar le juró amor por siempre. Una Historia de pasión que tan sólo duro cuatro años, hasta el 15 de marzo del 44, donde murió curiosamente frente a los pies de la estatua de Pompeyo. Bruto fue el encargado de darle el golpe final, al que había gestado como Arquitecto todo un Imperio. Pero vayamos un poco más atrás, al año 46 donde Julio Cesar aparece en Roma acompañado de Cleopatra. Y Roma se rinde a sus pies, imaginad el vestuario, imaginad el maquillaje, imaginad el porte de Cleopatra entrando por las calles de la Ciudad Eterna
A la muerte de Cesar, Cleopatra temió por su vida, y huyo de Roma pidiendo la protección de Marco Antonio, que era el hombre de confianza de Cesar. Marco Antonio era bruto, tenía mucha carencia en los modales, pero era enormemente guapo. Y Cleopatra vuelve a Egipto, y vuelve con sus naves engalanadas, y su pueblo la espera con frenesí, con ansiedad, porque las cosechas habían sido muy malas. Pero cuando llegó lo volvió a ordenar todo, y durante un par de años vivió considerando que su Egipto debía prevalecer ante todo, junto a su hijo Cesarión.
Marco Antonio se encuentra en Turquía, y viendo el movimiento que de nuevo se generaba en Roma, ordena llamar a Cleopatra. Y llega en su nave real a Tarso, vestida como la Reina Afrodita, la diosa del amor, y Marco Antonio se queda boquiabierto, y esa misma noche la pasaron juntos, el invierno lo pasaron juntos. Se le puede considerar como el gran amor de Cleopatra, con noches de pasión, de amor, de juramentos eternos. Y se lo lleva a Egipto, e iban a comenzar una relación que duraría 10 años, y empezaron los dos a gobernar, y se casaron, y los dos fueron divinizados. Y empezaron a expandirse por Oriente, y la tierra de los faraones comenzaba de nuevo a ser un Imperio. Por supuesto, Octavio no estaba dispuesto a permitirlo. En Roma estaban muy desilusionados con Marco Antonio, ya no le querían, porque pensaban que les había traicionado. De nuevo lo inevitable, la Guerra, y estamos en el año 31. Y el canto del Cisne para Marco Antonio y Cleopatra, se dio en los mares de Grecia. Las naves egipcias ser hundían sin remisión, y en medio de la batalla, Cleopatra decidió dar media vuelta y volver a Egipto con sus 60 naves. Marco Antonio, en plena lucha, miró hacia atrás y viendo como se iba su amada, abandonó su Galera, y en una pequeña nave de Vela siguió a Cleopatra hasta llegar a Egipto. Octavio estaba a punto de llegar y el final estaba cerca. Desembarca en Alejandría, corren rumores por las calles, que cuentan que Cleopatra se ha encerrado en un Mausoleo cerca del Templo de Isis, y cuentan que está con dos doncellas dispuesta a suicidarse, y también se rumorea que a las pocas horas ya se ha suicidado. Marco Antonio esto no lo puede soportar, y coge su Gladius hispaliense y se la incrusta en su pecho. Pero le cuentan que Cleopatra sigue viva, y él quiere verla…, y en una triste imagen llevan a Marco Antonio hasta el Mausoleo, y los dos amantes se abrazan. Cleopatra lloraba sobre el cuerpo casi yermo de Marco Antonio. Dicen que en un acto sublime de amor, Cleopatra rasgó su pecho, y con la sangre embadurnó su cara para unirla a la cara de su amado. Y en sus brazos murió…
Octavio quería llevársela a Roma para que fuera vilipendiada y ultrajada, pero a 3 días de la marcha, Cleopatra mandó llamar a sus doncellas. Vistió el mejor de sus trajes, cubierta por el oro y suavemente depositó el brazo sobre un cesto de higos con una Cobra en su interior, y del cesto salió el aspid, y este la mordió suavemente. Sintió la llegada del veneno y se postró en su tálamo real, y allí como una Reina esperó la muerte. Sus doncellas siguieron su misma suerte. Octavio se había enterado, y apresuradamente llegó a Palacio, pero ya nada pudo hacer.
Octavio accedió al último deseo que Cleopatra había dejado en un papiro “Deseo ser enterrada junto a mi amor, Marco Antonio”, y los dos fueron enterrados en el Templo de Isis el 12 de agosto del año 30 a.C. Aquí terminó la Historia de una mujer que marcó sin duda una época. La Reina de Reyes, la última de los Faraones de Egipto

65 comentarios:

CarmenBéjar dijo...

Y, ¿qué me dices de su famosa nariz? Creo que la tenía un poco grande y ganchuda, o eso dicen. Era pequeñina, poca cosa, y de elegancia y porte griegos (al fin y al cabo Egipto era un reino helenístico desde hacía siglos).

No sé qué vería el inteligente Julio César en ella. Creo que simplemente política y ansias de llegar a ser un dios en vida (cosa que en la mentalidad romana de la república era impensable), pues los faraones tenían esa condición.

Marco Antonio sí que aprovechó la ocasión. Ante la lucha por adquirir la herencia de César, qué mejor que unirse a su amante o esposa para poder conseguirlo. Parte del dominio romano a sus ìes con sólo unirse a esta mujer.

Más que amor, yo sólo veo política.

Un abrazo y feliz domingo

Katy dijo...

Hola Felix, no se si fue bella, fea, alta o baja, pero fue una diosa. Culta , inteligente, orgullosa y con plan de estrategía. Un mujer adelantada a su tiempo sin duda.Y luego todo esto enmarcado dentro de una historía de amor, con final trágico.Podría servir para un novela épica. Pero se trata de hechos reales.
Tu narración es fabulosa porque no era fácil documentar esta historía tan complicada ni resumirla. Es para releerla.
Enhorabuena !!!!!
Un beso

Madame Minuet dijo...

Una historia eternamente romantica donde las haya. Pero tiene usted razon, jeje, solemos ver a Cleopatra con el rostro de Elizabeth Taylor, y ya me imagino que en realidad no se parecia nada. En cualquier caso, ademas de saber sacar partido a su fisico, tenia que ser una mujer tremendamente seductora, porque el que caia en sus redes caia por completo.
Muy interesante enterarme de lo de su voz, monsieur. Un atractivo mas, a fin de cuentas.

Feliz domingo

Bisous

Felix Casanova Briceño dijo...

CarmenBejar...

Ambos se creían dioses en vida. Ella se creía Isis y el Dionisio. Y no niego que hubiera mucho de política, sobre todo en Marco Antonio, que fue la mejor oportunidad de su vida...

Un abrazo y feliz domingo

Felix Casanova Briceño dijo...

Katy...

Fué, como dices, una mujer adelantada a su tiempo. Culta a más no poder y bien instruida. Gracias por tus palabras.

Muchos besos

Felix Casanova Briceño dijo...

Madame Minuet...

El dichoso Hollywood siempre haciendo daño a la Historia. Pero bueno, en esta ocasión, sirvió para idealizar aún más a Cleopatra. Quizás, el como fuera sea lo de menos, y si la impronta y el carácter que se gastaba.
Feliz domingo.

Bisous

Perikiyo dijo...

Fea, guapa, qué mas da. Inteligente a más no poder. Y parece ser, que, encima, sabía administrar el gobierno, para que nadie pasase hambre.
Nunca había leído lo de su voz. Curioso dato.

Saludos, Félix.

Felix Casanova Briceño dijo...

Perikiyo...

Tú lo has dicho, que más da como fuera. Sabía administrar los recursos del país, y erá una persona muy erúdita.

Un abrazo

Elena dijo...

Buen repaso a la historia nos acabas de dar.
A mí lo que más me fascina de Cleopatra son sus devaneos amorosos.
De Julio César le atraía el poder y de Marco Antonio su belleza y atributos masculinos.

Un beso Félix.

Felix Casanova Briceño dijo...

Elena...

je,je, a ti es que te van mucho las cosas del amor (como a todos). Suscribo las virtudes que dices que vió en ellos.

Un beso

Gabriela Maiorano dijo...

Hola Félix!! Siempre me atrajo la figura de Cleopatra y la verdad que si dicen que era fea, no modifica mi imagen. Fea o no tuvo a dos hombres que hicieron también historia. Sabia idiomas, era culta y supo ser reina. Una historia apasionante desde donde la mires.
Besosssss

Ana dijo...

Una historia que siempre me ha atraído. Gracias por compartirla.
Me alegro de que ya te encuentres mejor...

Muchos besitos Félix.

Onminayas dijo...

Sin duda sólo una mujer tan inteligente y intelectualmente bien formada pudo llegar dónde llegó y perdudar en la historia como lo hizo. Tus biografias no se limitan sólo a eso, sino que invitan a naufragar en su lectura como si de un genial relato se tratasen.

Un placer, Felix.

Felix Casanova Briceño dijo...

Gabriela...

Pues a mi tampoco me modifica su imagen. Debió tener una belleza intelectual y un magnetismo que atraía y asombraba.

Besosss

Felix Casanova Briceño dijo...

Ana...

Gracias a ti como siempre por tu fidelidad. Ya te veo que estás a tope, esta semana nos tienes que meter caña, je,je. Me alegro.

Besitos

Felix Casanova Briceño dijo...

Onminayas...

Una mujer sin intelecto y sin formación no hubiera llegado donde llegó ella, que hoy en día estamos publicando posts y hablando de ella, cierto. Algo tuvo que tener. Llamémosle carácter, magnetismo....
El placer de leerte es mio, querido amigo.

Un abrazo

Cristina dijo...

Sin duda, una mujer de armas tomar, decidida y con ideas muy claras sobre lo que quería. Su historia es una de las más sorprendentes. Muy bueno el resumen de su vida en tu post. Me ha encantado.
Un beso.

Nefertiti dijo...

Una reina como yo, jajajaja.
Besosssssssssssss

Sakkarah dijo...

Me encanta Clepatra...Es un placer pasar por tu blog.

Muchos besos.

Silencios dijo...

No sabes Felix cuánto aprendo contigo, además de muchos recuerdos que siempre me vienen a la mente cuando te leo, bueno esto es otra historia.

¿Conoces a Zayi? Estoy segura que su blog te gustaría.

Gracias corazón eres un Sol. Brillas tanto como lo hizo Cleopatra.

Nikkita dijo...

Querido Felix, con esta biografía te has superado. Me he quedado impresionada con tu forma de relatarlo. Dicen que efectivamente no era nada guapa, pero era sumamente inteligente y sabia utilizar como nadie la seducción y la sensualidad, con lo que no le costó mucho conquistar a Cesar y Marco Antonio. Vivió como una auténtica Reina, y murió como una auténtica Reina.
Muchos besos

Fabia dijo...

Una mujer pionera en todo, gobernando un pais, sabiendo dirigir ejercitos, sumamente culta y tan joven, conociendo un poco mas su hitoria me parece aún mas fascinante esta mujer. Que fácil me lo pones Felix, no me salto ni una linea, jeje. Besinos.

Felix Casanova Briceño dijo...

Cristina...

Una mujer de armas tomar y con las ideas muy claras. No se puede definir mejor.

Un beso

Felix Casanova Briceño dijo...

Nefertiti...

No te pongas celosa que ya llegará tu turno,je,je

Besos

Felix Casanova Briceño dijo...

Sakkarah...

El placer es siempre mio.

Besosss

Felix Casanova Briceño dijo...

Silencios...

Tú si que eres un sol, querida. Buscaré ese blog para echarle un vistazo. Gracias por tus aportes.

Besos

Felix Casanova Briceño dijo...

Querida Nikkita...

No destacaba por su belleza, no, pero las armas de las que disponía a buen seguro que las utilizaba muy, pero que muy bien...

Muchos besos

Felix Casanova Briceño dijo...

Fabia...

Y que no me entere yo,je,je. Desde pequeña fue muy bien instruida en todas las materias, e incluso hablaba griego, copto, arabe, arameo, latín... y multitud de dialectos.

Besinos

VerboRhea dijo...

Algo tendría esa Cleopatra, que a pesar del tiempo y vivir en un mundo de hombres, nadie la ha hecho sombra. Y, si realmente, era tan fea como dicen, ya ni te cuento: mujer excepcional donde las haya, que supo sacar partido a su inteligencia.

Te has olvidado de la suerte de sus gemelos...Pero eso déjalo para otras biografías...Por hoy...MAGISTRAL la entrada. Me ha gustado mucho.

Un saludo y buen fin de semana.

Fiebre dijo...

Imagínate. Leemos todo esto con la cultura actual de aviones, trenes etc...

¡Qué vida la de esta gente!
Qué experiencias acumularían durante meses y meses viajando a través de tierras, viviendo culturas distintas.
Lástima la lucha de poder, de territorios.

Los nacionalismos no son un invento de nuestro tiempo, me temo.

Felix Casanova Briceño dijo...

Verborhea...

Algo o mucho tendría, si. Supongo que lo de los gemelos lo dirás por el triste final que les facilitó Octavio, bueno, como tu dices, tiempo hay. Gracias por tus palabras.

Besos y feliz semana

Felix Casanova Briceño dijo...

Fiebre...

El problema es que los nacionalismos han existido siempre, pero solo defendidos por los que tenían el poder. Al pueblo les daba igual. Ya fueran tribus, reinos o países siempre existió el problema. Pero lo grave es que ahora son los propios ciudadanos los que se identifican con una bandera dispuestos a matar al de al lado por sus creencias, sin darse cuenta de que todos vivimos en la misma casa.

Besos y feliz semana

maria jose moreno dijo...

Me alegra haber encontrado tu blog. Me quedo por aquí empapandome de historia.
Un beso

joseanbejarano.blogspot.com dijo...

En las hoy turbias aguas del puerto de Alejandría debe, tal vez, reposar algun pecio resto de aquella escuadra que devolvió Cleopatra a su Egipto de forma definitiva.
Una reina en medio de un torbellino de confabulaciones, intrigas y política de Estado. Y el amor.
Bonita historia, en verdad...

Sensi dijo...

Hola Felix creo por lo que he leído fue una mujer muy culta, lo que se dice que si fue fea o guapa que mas da, la estética no importa, lo que importan son los sentimientos de las personas, además ella supo muy bien reinar…
Me encanto la entrada, como toda la información que nos da… te felicito.
Un besote y un abrazo…Sensi

Felix Casanova Briceño dijo...

Maria Jose Moreno...

Hola paisana, se bienvenida.

Besos

Felix Casanova Briceño dijo...

Jose A.Bejarano...

Fué cultísima, y que más da su fealdad o belleza. Lo cierto es que hoy en día seguimos hablando de ella...

Un abrazo

Felix Casanova Briceño dijo...

Sensi...

Supo estar a la altura de los mejores Faraones, y tuvo contenta a su pueblo, lo cual ya es mucho. Gracias por tus palabras.

Un beso y feliz semana

Orianna dijo...

Félix fascinante e interesnte esta entrada, el detalle de su voz no lo sabía. NO hay duda de que resumía muchos dones de una mujer que no pasa desapercibida: inteligente, culta, sensual, coqueta, bella voz y con todos los afeites que utilizaba para realzar su belleza, dudo que haya sido fea, no muy agraciada tal vez; pero vaya hay que ver todo lo que logró al dirigir una gran civilización como fue Egipto.
Gracias por compartir.
Besos

Margot dijo...

Una narración realmente brillante... Aunque de Cleopatra no nos han quedado muchos testigos de su belleza, me pregunto: ¿belleza, o, poder de seducción?, porque, como tú mismo has expresado, su belleza no supero a la de otras mujeres de su época, pero su inteligencia, su astucia... su "autoritas" sedujo a los más grandes... y es que, ella supo utilizar eso que hoy llamamos armas de mujer: inteligencia y seducción.

Te felicito... y te recuerdo... "me debes un Darwin" reconducido, como muy bien tú sabes...

Un feliz comienzo de semana

Muchos besos, Felix.

joseanbejarano dijo...

¿?

Ursula dijo...

Felix...

Cleopatra... la diosa que ejercía un poder total... más por su inteligencia y seducción que por su belleza.. mi madre me contó que hubo una época que todas las mujeres se cortaban el cabello con flequillo emulando al peinado que lucia Elizabeth Taylor en la película que protagonizó como nadie... misterios de los encantos de una mujer que quedará en la historia como una de las más codiciadas e inteligentes de la época.

interesante post como siempre!

que estes mejor!!!

beso!!

Chesana dijo...

Aún habiendo, como sabemos que hay, mucha fantasía al respecto, es cierto que la historia de Cleopatra siempre subyuga, sobre todo en lo que respecta a sus amores con Marco Antonio.

Estoy de acuerdo con quien dice que posiblemente en la realidad todo más fue prosaico, más político, pero Egipto y sus historias tienen el poder de elevar la imaginación y recrear la ensoñación.

Buen relato Félix.

SUSURU dijo...

Egipto y Cleopatra, a través de los tiempos ya constituyen íconos invencibles. Se podrá o no estar de acuerdo, pero la historia y los hechos quedaron bien grabados.
Fascinante y muy interesante tu relato.

Abrazos.

¿Lesbiana? dijo...

Lo que más me gusta de la cultura egipcia es la relativa libertad de las mujeres: podían elegir con quien casarse. Parece, ahora, cosa mínima, pero no lo es si lo comparamos con muchas culturas (si lo comparamos incluso con hace un siglo atrás).

Dña. Urraca dijo...

Hola, tienes una forma de narrar la historia increible, por un momento me parecía estar oyendo las historias que se contaban en la radio antes. Y es cierto para muchos Cleopatra tenía los ojos violeta, y como siempre de Marco Antoio o de Cesar o de Octavio nadie se pregunta si eran guapos o feos pero de ella si, es injusto. Pobres doncellas viendo las historias de amor de su jefa pero sin catarlas y encima se tiene que suicidar con ella.
En fin, que me ha gustado mucho. Un saludo.

Edurne dijo...

Hola Felix!!

Sin duda, idealizada o no, Cleopatra es un mito en la Historia y en la cultura Egipcia. Me parece asombroso que hoy en dia añun hablemos de grandes personajes que marcaron un gran pasado, quizás sea esta la magia de la Historia. Me ha encantado.^^
Muchos besos!

Edurne.

Felix Casanova Briceño dijo...

Jose A.Bejarano...

Cierto, aún deben reposar y de hecho reposan tras las últimas investigaciones hechas, lo que ocurre es que es difícil llegar a esos pecios por las ampliaciones que ha sufrido el puerto a lo largo de la Historia, pero están en ello, querido amigo. Ya vi tu respuesta, y es que creo que ayer estaban los virus en su máximo apogeo y se me cruzaban los cables y los comentarios.Mil perdones.

Un fuerte abrazo

Silencios dijo...

Perdona, pensé que había dejado el enlace, soy súper despistada, ainssss ¿será la edad? jajajaja

http://lahamacadelpensador.blogspot.com/

Creo que te gustará y si no es así, por lo menos conocerás a una niña increíble como es ZAYI

Besos corazón.

Felix Casanova Briceño dijo...

Orianna...

Con su cantarina voz, su figura, sus maquillajes, su poder de oratoria, sabía seducir como nadie. Y también creo que tan fea no debío ser, las habría más guapas sí, pero no tenían comparación en el conjunto con ellas.
Gracias a ti.

Besos

Felix Casanova Briceño dijo...

Margot..

Gracias de nuevo por tus siempre reconfortantes palabras. De ella nos quedó sin ninguna duda su poder de seducción.
Sobre el "Darwin" reconducido, como dicen en mi tierra, la están peinando. Pronto caerá.

Besos y feliz semana

Felix Casanova Briceño dijo...

Ursula...

Tu madre es sabia y tiene mucha razón. Aquel peinado por lo que me han contado causo auténtico furor entre las féminas. De hecho si estamos hablando hoy de ella, algún merito haría para que su peripecia vital haya transcendido durante 2.000 años de Historia.
Ya casí estoy buenecito. Gracia.

Un beso y feliz semana

Felix Casanova Briceño dijo...

Chesana...

No creo que fuese todo más prosaico, porque de hecho esos amores existieron, así como el viaje por el Nilo durante dos meses. Son hechos contrastados. Y sí, claro que hubo algo de política en toda esta Historia, pero yo me quedo con los detalles que nos reconcilian tanto tiempo después.

Besos

Felix Casanova Briceño dijo...

Susuru...

Tienes razón, ya constituyen iconos que han permancedio generación trás generación y seguirán haciéndolo. Por suerte, hablamos de una época suficientemente cercana en la Historia para disponer de muchos datos concluyentes...

Un beso y feliz semana

Felix Casanova Briceño dijo...

¿Lesbiana?...

Bueno, tenían libertad hasta cierto punto. No mucha más que hace un siglo, quizás menos. De hecho Cleopatra tuvo que casarse con su hermano de 10 años por orden de Pompeyo. De todas formas, menos mal que la Humanidad ha avanzado en algo...

Un abrazo

Felix Casanova Briceño dijo...

Dña Urraca...

Gracias por tus palabras, maja. Y como dices, siempre nos fijamos más en la belleza de la mujer, pero eso ha cambiado algo, porque muchos hombres hoy en día son igual de deseados que las mujeres y levantan los mismos delirios.
Sobre las docellas, que te voy a decir, que no te falta razón, vivieron en el celibato viendo como su "jefa" disfrutaba, y además se tuvieron que quitar la vida con ella. Cosas de la antiguedad.

Besos y feliz semana

Felix Casanova Briceño dijo...

Edurne...

Da igual que haya personas que la idealicen o no, lo cierto es que como dices es y será un mito junto con ese país tan fascinante, cuna de nuestra civilización, y hoy en día, dos mil años después seguimos hablando de ello.

Muchos besos y feliz semana

Felix Casanova Briceño dijo...

Silencios...

De edad nada, que tú estás estupendamente para esos 20 años recien cumpliditos que tienes...
De nuevo, gracias por la referencia.

Besos reina y feliz semana

LA CASERA dijo...

SIEMPRE ME INTRIGÓ SU VIDA.
UNA MUJER DE ARMAS TOMAR Y MUY INTELIGENTE, ADEMÁS DE BELLA.
SUPO VIVIR Y POR ESO ES TAN INTERESANTE SU VIDA.
BESOS Y AGRADECIDA POR LO QUE NOS ENSEÑAS.

Felix Casanova Briceño dijo...

LA CASERA...

Una mujer de tomo y lomo, menudo carácter debía tener para manejar en país en aquella época. Agradecido a ti, chata por las visitas y las sopitas calentitas.

Besos y feliz semana

Campanilla dijo...

Me encanta Cleopatra! Gracias por dediacarle este posta tan documentado
Un saludo

Felix Casanova Briceño dijo...

Campanilla...

Gracias por tus palabras, y por tus visitas desde el lugar de nunca jamás...

Besos

Tani dijo...

Cariño mío, cómo estás? Ya como nuevo?

Bien sobre esta entrada, que te puedo decir? los relatos sobre la realeza, de cualquier civilización o cultura, son sorprendentes. A mi al menos me seducen mucho las intrigas palaciegas, ya que revelan el caracter humano y pasional de estos monarcas aunque justificaran su mandato con explicaciones divinas sobre su persona.

Y del tema de la belleza o fealdad de Cleopatra, pues creo que en el fondo del asunto está que la belleza es subjetiva y los patrones de lo estético cambian de cultura a cultura, así que creo que el punto no es si la nariz era ganchuda o si era negra, o ella era muy poca cosa para Marco Antonio. No en todas las civilizaciones y culturas ser blanca y de nariz respingada es lo hermoso.

Bueno, que la vida y obra de estos personajes, no sólo de Cleopatra tiene aspectos interesantísimos. De resaltar lo influyente que llegó a ser en la política, por los medios que sean!!!

Bien reseñado, querido Félix

Besos con cariño para ti

Felix Casanova Briceño dijo...

Hola, reina...

Tienes toda la razón en cuanto a los patrones de belleza. Sin ir más lejos, el siglo pasado cambiaron en varias ocasiones ¿como no hacerlo en miles de años? Fue muy influyente en su época, y eso es mucho para una mujer en ese contexto, lo que nos habla por si solo de la personalidad que debía tener.

Gracias por tus palabras.

Besos maorís para ti.

Anónimo dijo...

Oh mankind that you so much for your enter at right time. It helped me in my assignment. Thanks Alot

Publicar un comentario en la entrada

A veces una broma, una anécdota, un momento insignificante, nos pintan mejor a un hombre ilustre, que las mayores proezas o las batallas más sangrientas... Plutarco